¿Qué es la fascitis plantar?

Si te duele el talón de forma constante durante días quizá deberías plantear la posibilidad de estar padeciendo fascitis plantar. ¿De qué se trata? Enfermedades

Calcula tu seguro de salud

OBTENER PRESUPUESTO Y CONTRATAR

¿Quién es responsable del tratamiento de tus datos personales?

• CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS, CORREDURÍA DE SEGUROS, S.A., GRUPO DE SEGUROS EL CORTE INGLÉS (Sociedad Unipersonal) Inscrita en la DGSyFP con Nº J0200 / Concertado Seguro de Responsabilidad Civil y Capacidad Financiera, según legislación vigente. Existencia de vínculo estrecho con Seguros El Corte Inglés, Vida, Pensiones y Reaseguros, S.A.U.

• N.I.F.: A-28128189

• Domicilio social: C/ Hermosilla 112, 28009 - Madrid

• Domicilio oficina principal: C/ Princesa 47, 28008 - Madrid

• Datos registrales: Registro Mercantil de Madrid: Tomo 945, Folio 1, Inscripción 32, Hoja M – 18707.

Representante de CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS: delegado.protecciondatos@seguroseci.es

¿Con qué finalidad recabamos tus datos personales?

Facilitarte un presupuesto del seguro o servicio solicitado según los datos que has indicado, así como, en su caso, llevar a cabo la contratación del seguro o servicio solicitado.

¿Por cuánto tiempo almacenamos tu información personal?

Tus datos serán conservados mientras dure la actividad y una vez finalizada se conservarán durante el tiempo legalmente establecido.

¿Cuál es la legitimación que tenemos para realizar su tratamiento?

La legitimación para el tratamiento viene determinada por tu consentimiento, que ha sido prestado y recabado a través de la solicitud que has realizado en nuestra web. En caso de que realices una contratación, la legitimación para el tratamiento de tus datos será la ejecución del contrato.

¿A quién podemos comunicar tu información personal?

Se podrán comunicar los datos facilitados por el cliente para realizar la tarificación o contratación del seguro o servicio, así como a las Administraciones Públicas que lo requieran en virtud de disposición legal.

¿Cómo puedes ejercer tus derechos?

Tienes derecho a obtener el acceso a tu información personal, así como a solicitar la rectificación de los datos inexactos o, en su caso, solicitar la supresión cuando, entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines para los que fueron recogidos.

En determinadas circunstancias, y por motivos relacionados con tu situación particular, podrás oponerte al tratamiento de tus datos. Tu información personal dejará de tratarse para aquellas finalidades respecto de las que hayas manifestado tu oposición. De igual forma puedes ejercer el derecho de limitación del tratamiento de tu información personal, solicitándonos la conservación de la misma.

En determinadas circunstancias, podrás solicitar la portabilidad de tus datos a otro responsable de tratamiento.

Podrás ejercer tus derechos sin coste alguno, recibiendo una respuesta en los plazos establecidos por la legislación vigente en materia de protección de datos. Puedes elegir entre los siguientes medios:

Solicitud escrita y firmada dirigida a Centro de Seguros y Servicios, Correduría de Seguros, S.A.U., Grupo de Seguros El Corte Inglés en la C/ Princesa, nº 47, 28008 - Madrid (Servicio de Atención al Cliente), debiendo adjuntar copia del documento que acredite tu identidad, así como su dirección de correo electrónico, si dispones de ella.

Solicitud a la dirección de correo electrónico: atcliente@cess.elcorteingles.com, adjuntando fotocopia y/o copia escaneada del documento que acredite tu identidad.

- Llamando al teléfono 91 266 87 56, Servicio de Atención al Cliente de CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS.

Puedes presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, especialmente cuando no estés satisfecho con la respuesta al ejercicio de sus derechos. Para más detalle, puedes consultar la web www.agpd.es

Habrás oído hablar de esto más de una vez. Hay gente que se queja de este dolor en la zona del pie, que es verdaderamente incómodo para realizar una vida normal y que tiene una duración que a cualquiera que lo padezca le parece excesiva. Eso sí, ¿sabes lo que es? Veamos.

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es una inflamación constante que provoca sufrir una sobrecarga en un momento dado o un estiramiento del tejido elástico que discurre desde el hueso calcáneo hasta la zona de los dedos de los pies. Hablando en plata, se trata de un dolor continuo y punzante en la zona del talón, que se nota sobre todo al andar, y que puede generar cojera o incluso imposibilitarte para caminar. Esta sobrecarga en la que se denomina “fascia plantar” genera el término “fascitis”.

Entre las causas más comunes de la fascitis plantar podemos encontrar:

  • Sobrepeso o aumento rápido de peso.
  • Pasar largas horas de pie sin descanso o caminando por terrenos irregulares. Por ejemplo, salir a caminar por el campo puede hacer que pisemos piedras sueltas o tengamos que salvar desniveles…
  • Utilizar un calzado inadecuado o de mala calidad. Mucho cuidado, sobre todo en verano, con los zapatos o sandalias demasiado planos.
  • Si tienes pies planos o cavos, tienes más posibilidades de sufrir este tipo de dolencias.
  • No estirar correctamente antes de salir a hacer deporte.
  • Una forma incorrecta de pisar que puede corregirse o tratarse en su defecto, acudiendo a una revisión con el podólogo. Si tienes un seguro de salud, consulta si cuentas con esa cobertura.

Síntomas de la fascitis plantar

El principal síntoma es un dolor agudo que se siente en la zona interna del talón. Aparece generalmente nada más apoyamos el pie en el suelo al levantarnos de la cama, o después de pasar un tiempo inactivos, sin andar.

Debes encontrar los especialistas de tu seguro de salud que puedan tratar esta dolencia. Traumatólogos, podólogos, fisioterapeutas y osteópatas son algunas figuras que deberías visitar

Cuando vas caminando (con el dolor a cuestas, por supuesto), parece que la zona se va calentando y el dolor disminuye, pero aumenta tras un tiempo andando o si te quedas de pie. No quieras saber lo que pasa si andas descalzo o subes escaleras, porque la cosa empeora.

Es un dolor localizado en la planta de nuestro pie, en la zona del talón. Cuando estás en reposo -en la cama, por ejemplo- este dolor no está presente por lo que si lo notas en estas situaciones, quizá habría que reconsiderar el diagnóstico y seguir buscando qué es lo que te pasa.

Tratamiento de la fascitis plantar

Probablemente, el especialista te someta a algunas pruebas y exploraciones que determinen que eso es lo que realmente te afecta y, una vez diagnosticado correctamente, te recomiende seguir ciertas pautas y observar si con ellas notas alguna mejoría (que es lo que en principio debería suceder). 

Algunas de las más habituales son estas:

  • Evitar esfuerzos como saltar o correr.
  • No cargar peso.
  • Guardar reposo.
  • Realizar pequeños estiramientos e ir aumentando su intensidad y su duración.
  • Aplicar hielo para aliviar la zona, que además suele ser beneficioso para la circulación.
  • Tomar antiinflamatorios o corticoides.

Un fisioterapia u osteópata también serán necesarios o, cuando menos, de gran ayuda para recuperarte lo antes posible. Sus técnicas pueden acelerar tu mejoría y para tu estómago será mejor que tomar demasiada medicación…

Cómo eliminar la fascitis plantar en 72 horas

Lo normal es que los molestos síntomas de la fascitis nos acompañen a lo largo de varios meses. De todos modos, en más de un 70% de los pacientes que la sufren, esta dolencia llega a revertirse de manera espontánea antes de que transcurran doce meses.

Como para tantas patologías, hay publicaciones que, en este caso, usan como reclamo llegar a eliminar la fascitis plantar en 72 horas. Sin embargo, no podemos afirmar que estos métodos estén contrastados, por lo que la mejor recomendación es que, si aún no tienes uno, hagas una comparativa de seguros de salud y te decantes por el que más te parezca que encaja contigo y la vida que llevas.

Ejercicios para la fascitis plantar

Como ya hemos comentado, al despertar es cuando notamos el dolor en toda su intensidad. Esto ocurre porque durante el sueño, se produce una tensión en la fascia plantar y realizar un masaje o estirar antes de incorporarse, puede muchas veces hacer que este dolor en el talón disminuya.

  • Estira el pie, flexionando arriba y abajo 10 veces antes de incorporarte.
  • Estira los dedos del pie.
  • Masajea la zona de la fascia.
  • No vayas descalzo, ni siquiera por casa. Utiliza calzado con una curva adecuada en el puente del pie. Consulta este aspecto con un podólogo, seguro que podrá ayudarte.
  • En último extremo, hay férulas que se utilizan durante el sueño para mantener pie y pierna en la posición correcta que impide que se produzca este dolor, al conseguir que tanto fascia plantar como tendón de Aquiles permanezcan ligeramente estirados.

Como ayuda para la mayoría de estos estiramientos, puedes usar una toalla y recuerda: debes notar que tira, pero no debe doler.

¿Es bueno andar?

Aunque para aquellos que suelen llevar una vida activa (y, en realidad, un poco para todo el mundo en general), estar parado suele asociarse a una bajada en el estado de ánimo, caminar o correr no parece ser el ejercicio más indicado si estamos sufriendo de fascitis plantar, ya que deberíamos evitar todo aquello que incida en la planta del pie. 

En su lugar, puedes probar a nadar, hacer bici o algún otro deporte en el que no necesites “plantar” el pie ya que, con ello, puedes hacer no ya que empeore la patología, pero sí que se alargue el proceso de curación.

¿Qué calzado es el idóneo para la fascitis plantar?

El mejor es aquel que sujeta el pie y el tobillo; seguramente esta sería la recomendación primera de cualquier especialista que trate patologías de los pies. 

Conviene erradicar el uso de un zapato excesivamente plano o rígido. El verano es la estación del año en que más se padece de fascitis plantar y es porque abandonamos las botas que nos mantenían el pie recogido y pasamos a dejarlo en libertad absoluta, utilizando chanclas o sandalias planas la mayor parte del tiempo, y eso si no contamos las horas que estamos descalzos en vacaciones.

Lo más importante es que el zapato o zapatilla cuente con una cuña ligera y que sea de forma anatómica, sin corte en la parte del talón.

Que sea mullido, cómodo, que transpire, que proteja los tobillos, como hemos dicho, y que, si tu podólogo te ha recomendado y hecho unas plantillas a medida para tu dolencia, te permita sacar las que el zapato lleva de fábrica y colocar las personalizadas.

Así te puede ayudar un seguro médico si padeces fascitis plantar

Tener un buen seguro médico es fundamental en todos los aspectos. Pero cuando algo nos afecta y sabemos que puede alargarse durante meses, es realmente frustrante no poder acceder con rapidez a un especialista y, por ende, a un diagnóstico y posterior tratamiento. 

La especialidad de traumatología está presente en la práctica totalidad de las pólizas de salud que se comercializan en nuestro país. La podología, incluida o mediante el abono de una pequeña cantidad a pagar las veces que necesitemos usar el servicio, podrá ayudarnos también para tratar esta dolencia. 

Fisioterapeutas y osteópatas son los otros profesionales de la medicina que se ponen a nuestra disposición mediante conciertos con las compañías de salud. Consulta las condiciones de tu póliza para ver de qué modo se ha estipulado que puedas acceder a sus tratamientos. 

Si tienes alguna duda con las coberturas de tu seguro de salud, puedes pedir en nuestra web que un asesor experto se ponga en contacto contigo para resolverla y empieza a mejorar de inmediato, porque, en definitiva, esta es una dolencia pasajera que, si se trata a tiempo, no te causará demasiados problemas.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS