Las cosas desagradables no pasan, hasta que pasan. Por ello, es mejor tener las espaldas cubiertas, mucho más realizando actividades como el esquí, que siempre requieren cierto grado de riesgo físico tengamos el nivel que tengamos sobre las pistas.

Contratar un seguro de esquí para ir a esquiar durante un fin de semana o puente de invierno no es obligatorio pero, que vamos a decir nosotros, si es recomendable. Lo sabemos por nuestra experiencia y porque todo aficionado a esquiar lo suele contratar, por algo será, ¿no? Mucho más si eres aprendiz o vas con niños…  

Como siempre os decimos, cada persona tiene unas prioridades y unas necesidades. Y eso hace que todos los seguros no sean iguales para todos. Por ello, ya que por fin ha llegado el frío invernal en pleno puente de diciembre, os vamos a hablar de  nuestro seguro de esquí Slalom no sea que estéis pensando ya en vuestra siguiente escapada a la nieve.

La protección de este seguro empieza nada más comienzas el viaje y finaliza cuando regresas a casa. ¿Existe mayor tranquilidad? Algunas de las coberturas que puede incluir son:

  • Gastos de búsqueda en montaña, trineo o ambulancia por accidente.
  • Gastos médicos derivados de una lesión por accidente y convalecencia (ingreso) un máximo de 4 noches. Incluso gastos derivados de la compañía de un familiar durante esos días. 
  • Si tus esquís se rompen, el seguro se hace cargo del alquiler de unos nuevos durante 8 días consecutivos. ¡Qué nada frene tus ganas de esquiar!
  • Cubre la devolución del forfait no utilizado en caso de accidente.
  • Envío de mensajes urgentes.
  • Envío de un conductor profesional, en caso de accidente esquiando.
  • Seguro de accidentes y de Responsabilidad Civil privada.
  • Traslado o repatriación sanitaria de la persona accidentada e incluso de un familiar. 
  • Traslado o repatriación en caso de fallecimiento del accidentado.

En definitiva, como decíamos, cada uno preferirá unas coberturas u otras pero siempre es beneficioso realizar un deporte que conlleve cierto grado de riesgo respaldados por un buen seguro. Por ti y por los tuyos.

¡Ahora solo queda disfrutar del invierno!