Proteger nuestra salud y las de nuestros seres queridos es una de las prioridades que todos tenemos en la vida. También cuando la salud se ve afectada, nos preocupa la calidad de vida que vamos a tener y cómo esa situación puede afectar a nuestro bienestar y al de nuestra familia.

Las compañías aseguradoras tratan de ofrecer servicios destinados a garantizar la tranquilidad de sus clientes en lo que respecta a este tipo de situaciones que tanto preocupan.

Seguros como el de accidentes, de salud, de vida y de coche son los más demandados, y aunque todo el mundo espera no tener que hacer uso del seguro de vida ni de ningún otro al contratarlo, lo cierto es que se contratan porque siempre existe una posibilidad de que cualquiera de estos contratiempos ocurra.

Pero hay una posibilidad de contratiempo vital que pocos se plantean y que suele ser considerada como de las más remotas: la invalidez. A todos nos cuesta pensar que podríamos vernos en una situación de invalidez que complicase nuestro desarrollo normal de vida. Pero es una posibilidad que está ahí y que no conviene ignorar.

Los seguros de vida pueden incluir una cobertura destinada a garantizar el bienestar y la calidad de vida médica y económica de una persona inválida.

Por lo tanto, un seguro de invalidez, por muy remota que sea la posibilidad de que nos veamos en una situación de tener que necesitarlo, puede resultar muy efectivo y facilitar mucho las cosas en un momento complicado de la vida.

En España, según un estudio realizado por ‘Estamos Seguros’, hay territorios en los que se recurre más a la contratación de estos seguros para garantizar una indemnización por invalidez, que en otros. Destaca, según el mencionado estudio, el Valle del Ebro, aunque otras zonas como Canarias también resaltan por una mayor preocupación por asegurar un posible estado de invalidez.

Si eres de los que considera la posibilidad de una situación de invalidez como algo muy remoto (realmente lo es), siempre debes tener en cuenta que aunque no es imposible. Un accidente doméstico, un accidente de tráfico, una enfermedad… puede presentarse de manera inesperada. Párate a pensar que al ser situaciones poco probables, las coberturas de invalidez de la mayoría de los seguros que ofrecen las compañías suelen resultar poco costosas y las indemnizaciones que incluyen suelen conformar cantidades bastante cuantiosas. Cantidades que por poco dinero al año podrían solucionarte mucho las condiciones de vida en un momento complicado como es el de sufrir algún tipo de invalidez.