En los tiempos que corren, siempre buscamos las ofertas y descuentos para ahorrar lo máximo y estirar el presupuesto familiar. Planificar las compras y hacer menús de antemano, puede ayudarte, pero hay muchos más consejos que puedes seguir. Descubre nuestros 10 trucos para ahorrar en la compra y notarás la diferencia. 10 trucos para ahorrar en la compra:

  1. Revisa. Antes de hacer una lista de lo que necesitas, mira en tu despensa y nevera para comprar sólo los productos necesarios.
  2. Ordena. Haz una lista con los productos que necesites y cíñete, sin excusas, a ella. Con esto evitarás sucumbir a los caprichos.
  3. Calcula. Haz un presupuesto aproximado de lo que te debes gastar en la compra e intenta cumplirlo.
  4. Horario. Establece el tiempo que vas a tardar en hacer la compra y cúmplelo, ya que cuanto más tiempo pases en el supermercado, más consumirás.
  5. Productos de temporada. Compra los productos de temporada en las tiendas específicas (carnicería, pescadería, frutería…) y únicamente aquellos de temporada, pues tienen un precio mucho más bajo.
  6. Solo lo necesario. Haz la compra con el estómago lleno, de esta manera harás que los caprichos no te apetezcan y te ciñas exclusivamente a lo que necesitas.
  7. Compara. Contrasta los precios de los diferentes supermercados. Hay mucha diferencia de uno a otro; de esta manera podrás aprovechar muchas más ofertas.
  8. Marcas blancas. Consume marcas blancas, ya que son más baratas y la relación calidad/precio es muy buena.
  9. Cantidad. Compra solo la cantidad que necesites, no compres paquetes grandes si no los necesitas y no acumules más de lo que gastas en un mes. Así conseguirás ceñirte a tu presupuesto.
  10. Tarjeta de fidelización. Hazte con una tarjeta del supermercado habitual, de esta manera conseguirás más descuentos y cupones por tus compras.

  Con estos 10 trucos para ahorrar en la compra no tienes excusa para economizar a la hora de visitar el supermercado.  Gracias a estos consejos conseguirás disminuir tus gastos y poder invertir el beneficio obtenido en otras partidas domésticas.