Desde la adolescencia comienza la preocupación sobre qué estilo lucir, cómo cuidarlo correctamente o qué tintes y productos para el lavado elegir, con el fin de evitar problemas posteriores como la caída del cabello esporádica o la alopecia. Aunque un 50% está en manos del factor hereditario, el buen estado de nuestro cabello, está también en nuestras manos y en cómo lo cuidemos diariamente.

En esta ocasión, hablamos de puntas abiertas y, antes de continuar con unos trucos infalibles que alargarán unas semanas nuestra temida visita a la peluquería, debemos ser conscientes que el mejor remedio para evitar puntas abiertas y generar que nuestro pelo crezca más rápido es el de cortar, al menos, una vez cada dos meses las puntas, aunque sea solo “un dedito”. Dicho así, creerás que es todo lo contrario pero, la realidad es que, saneando a menudo, el pelo crece más rápido y el cabello se fortalece.

Mientras tanto, podemos llevar a cabo algunos trucos caseros para evitar que las puntas s abran. 

  • Mezcla aceite de almendras con 1 huevo y una cucharada de miel. Ideal para aplicar en las puntas, al menos dos veces por semana. La sequedad poco a poco irá disminuyendo gracias a la hidratación que aporta la mezcla.

  • Mezcla medio limón con un yogurt natural y deja que actúe en las puntas durante unos minutos antes de aclarar con agua tibia.

  • Otra mezcla aconsejable para sanear puntas es la compuesta por: una yema de huevo, tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra y una cucharada de miel. Tras aplicar en las puntas y tras cepillar cuidadosamente, es aconsejable que dejemos actuar el ungüento con la ayuda de un gorro. Notaremos suavidad e hidratación inmediata. 

¿Realizas habitualmente algún ritual casero que nosotr@s no sepamos? ¡No dudes en comentarlo en el recuadro de abajo!