Ahorrar en las compras navideñas puede parecer una misión imposible. Todos los años nos proponemos gastar menos en estas fechas, pero al final, sin saber cómo, no sólo no lo hacemos, sino que gastamos más que el año anterior.

Lee atentamente, porque, aunque no lo creas, existen trucos para gastar menos en diciembre y enero y lograr estar tranquilos en casa sin tener que estar pendiente del bolsillo. ¿Cómo? Uno de los más efectivos, es ahorrar en Navidad adelantando las compras.

En época navideña los precios se disparan. Los comercios, conscientes de la cantidad de cenas y comidas familiares que se van a realizar, así como de los regalos que las personas se hacen en estas fechas, elevan los precios de forma considerable. Por lo tanto, si dejas para el último momento las compras navideñas, tu bolsillo sufrirá.

De hecho, los establecimientos comienzan a realizar la subida de dichos precios incluso un mes antes de las fechas señaladas. Desde mediados del mes de noviembre, ya puedes comprobar cómo ciertos productos son más caros de lo habitual.

Para ahorrar en las fiestas navideñas, debes comenzar a hacer la compra destinada a las comidas y regalos de esos días desde principios de noviembre.

En el caso de los alimentos, lo más recomendable es comprarlos y congelarlos. Lo puedes hacer con los productos frescos como la carne y el pescado: el cordero, los solomillos, el cochinillo, el besugo, los mariscos, etc. Cómpralos a principios de diciembre y mételos al congelador para que se conserven hasta Navidad. Vive sin preocupaciones en casa y sin agobios de cara a la compra de las cenas y comidas navideñas.

Los dulces navideños son otro de los productos que, al salir al mercado sólo en estas fechas, suelen resultar caros. Muchos consumidores optan por suplir este tipo de productos por otros dulces que, aunque no son característicos de la Navidad, se pueden disfrutar de igual manera: bandejas con bombones, pastas o surtidos de galletas.

Además de todo esto, puedes ahorrar adelantando las compras navideñas si aprovechas ofertas como las que suelen darse a finales de noviembre. Tanto los locales físicos como las tiendas on-line lanzan, en los conocidos como Black Friday o eDay, productos rebajados que puedes aprovechar para adquirir. En el caso de la ropa, complementos y nuevas tecnologías, puede ser una buena oportunidad para encontrar regalos a buen precio.

No te olvides de los juguetes. Si los dejas para el último momento, no sólo pueden estar el doble de caros, sino que además te arriesgarás a que ese que estás buscando esté agotado.

Adelantarse a las compras navideñas, te permitirá vivir tranquilo en casa estas fiestas.