A los invitados hay que conquistarles por los sentidos y, casi siempre, nos solemos olvidar del olfato. A decir verdad, en Navidad, todas las reuniones oscilan alrededor de una mesa y esto ya trae consigo olores característicos, sabrosos y maravillosos. En ese momento, no debemos mezclar con más olores, ¿para qué? Mejor despertar el apetito de los comensales…

Eso no quita para que durante el mes de diciembre tengamos nuestro hogar ambientado de Navidad. ¿Por qué? Pues, porque sí, porque nos apetece cambiar, porque luego el año es muy largo y hay tiempo para todo. Así nuestra vida no será nunca monótona, ¡en cada temporada necesitamos un olor! Vale de tener siempre la misma decoración y el mismo ambiente en casa, tomemos nota de los países nórdicos, ¡tenemos que cambiar! Nuestro estado de ánimo también nota esos pequeños detalles y eso es lo verdaderamente importante. ¿Si no nos sentimos bien en casa dónde lo vamos a hacer sino?

Pues bien, manos a la obra, los olores que no pueden faltar en tu casa en época navideña son:

  • Canela y similares. ¡El olor de la Navidad, sin ninguna duda! Para muchos es demasiado, pero quien lo ama, no puede vivir sin él, total, ¡son solo unas semanas! ¿Te has dado cuenta que hasta en las tiendas ahora huele así? Renovarse o morir.
  • Piel de naranja. Inclusive puedes hacerlo casero. La naranja es una fruta invernal y el olor tan característico de su piel evoca la tranquilidad del hogar, el bienestar…
  • Velas aromáticas. Nunca deben faltar, mucho menos en Navidad.

Ahora bien, una cosa es sugerir y otra muy distinta es tener una mezcla de olores o abusar de ellos. Todo con cautela. Si es en el recibidor, para sorprender a las visitas en su llegada, mucho mejor.

¿CUÁNTO PAGARÍAS POR UN SEGURO DE HOGAR?