Para sentir bienestar y tranquilidad en tu casa, es necesario que el hogar resulte agradable, cómodo y acogedor para los que viven en él.

Uno de los aspectos que hacen más confortable una casa es, sin duda, la decoración. Los muebles de la casa son una parte importante de la misma. ¿Crees que ya es hora de renovarlos? Una forma de hacerlo sin tener que comprarlos nuevos, es cambiar su color.

¿Sabes cómo cambiar de color un mueble? Es más sencillo de lo que crees y puedes lograr que tus muebles luzcan un aspecto renovado y diferente con muy poco esfuerzo y una mínima inversión. Además, repintar un mueble es una acción muy recomendada si quieres preservar esa pieza a la que tienes tanto aprecio, pero con un aire renovado. Toma nota:

  • Busca un lugar espacioso en el que puedas trabajar con comodidad. Cubre el suelo con plásticos para evitar manchas de pintura.
  • Si tienes posibilidad de desmontar el mueble que vas a pintar, hazlo. Te resultará más fácil aplicar la pintura y preparar todas las partes que lo conforman.
  • En el caso de muebles de madera barnizados, lo primero que debes hacer es lijar toda la superficie de la pieza para eliminar primero la capa de barniz y después la pintura. Debes dejar el material completamente liso, limpio de impurezas y en su estado natural.
  • Una vez lijada y lisa la superficie, puedes reparar con masilla los desperfectos que detectes, como agujeros o grietas.
  • Protege el contenido de tu hogar, como son tus muebles, antes de pintarlos, aplicando una capa de imprimación que logrará fijar mejor la pintura.
  • A la hora de pintar muebles de madera en los que previamente has lijado el barniz y la pintura, una vez aplicado el color y dejado que seque, remata el trabajo barnizando la superficie de nuevo.
  • Para cambiar de color un mueble lacado, debes proceder de la misma forma que en el punto anterior. Lija toda la superficie hasta eliminar el lacado y la pintura. En este caso, puedes aplicar una pintura esmaltada.
  • Para aplicar la pintura, diluye el color en agua o aceite, dependiendo del tipo que hayas escogido y siguiendo en cada caso las instrucciones del fabricante en su modo de preparación. Después, utiliza un rodillo para aplicar el color en el mueble. Para llegar a los esquinazos o zonas pequeñas de más difícil acceso, utiliza un pincel de pequeño tamaño.
  • Si necesitas dar más de una capa de color, espera un mínimo de dos horas entre una y otra.

Cómo cambiar de color un mueble es, como puedes comprobar, sencillo. Al adquirir el tipo de pintura, consulta con un experto en la materia para que sepa indicarte la más adecuado dependiendo del tipo de material y así podrás proteger tus muebles de posibles desperfectos originados por no utilizar el material de trabajo adecuado.