No hay cosa que más nos guste a los españoles que rodearnos de nuestros seres queridos alrededor de una mesa, ¡mucho más si eres el/la anfitrión! Recibes a tus invitados con el mejor vino, no falta un detalle decorativo en la mesa pero… ¡fallas en lo más sencillo, la comida!  

Por regla general, los españoles dejamos cocer la pasta más minutos de lo debido, es decir, la dejamos demasiado blanda y, aunque creemos que es así, no lo es. A parte, cometemos otros muchos errores como:

  • Usar una olla demasiado pequeña o partir los espagueti por la mitad.
  • No poner abundante agua para la cocción. Se recomienda un litro de agua por cada 100 gramos de pasta.
  • Si guardas la pasta en bonitos tarros y cada vez utilizas una marca, no podrás leer las recomendaciones de cocción del fabricante. ¡Importante! (Sabemos que no es problema para ti, prefieres tener tu cocina ordenada y bonita).
  • Un poquito de sal no está de más. Nosotros también añadimos aceite a la cocción sin saber que NO sirve para absolutamente nada.
  • ¿Alguna vez has tirado la pasta contra la pared para ver si está cocinada? ¡Otro error!
  • Insertar la pasta en la olla antes de que el agua comience a hervir. ¡Ojo! Una vez dentro, la temperatura del agua suele bajar, por eso es recomendable poner más agua.
  • Cuando haya escurrido, no es necesario que bañemos la pasta con agua fría.

En definitiva, debemos dejar la pasta “al dente”, es decir, un pelín más dura de lo que solemos dejarla. Ha de crujir un poco o notar una ligera dureza al masticar. Nosotros solemos dejarla más blanda. No debemos tenerla cociendo más de 10 minutos aunque, todo dependerá de las directrices de cada fabricante. Una vez pongamos a cocer la pasta deberíamos preparar la salsa, así estará todo a punto al mismo tiempo.

Para estar más seguros en nuestro hogar cuando recibamos visitas, no debemos olvidar tener un buen seguro que proteja nuestra vivienda. Es una inversión en seguridad y salud. Descubre cuanto te costaría mes a mes pinchando aquí