Para el cuidado de nuestra salud en verano debemos atender a varios aspectos que surgen en los meses de más calor. Una correcta hidratación de nuestro organismo, una dieta equilibrada y la protección de la piel, suelen estar entre los cuidados más habituales. Pero no debemos olvidarnos de las picaduras de los mosquitos en verano, que con el aumento de las temperaturas hacen acto de presencia con más intensidad.

Pero hay algo incluso peor que las picaduras de mosquitos. La presencia de avispas es algo que muchas personas temen en verano. Suelen aparecer en piscinas, playas o en el campo, sobre todo cuando dejamos alimentos a la vista.

A continuación os mostramos cómo evitar las picaduras de avispas en verano. Toma nota y evita que tus hijos, los mayores e incluso las mascotas, tengan que sufrirlas:

  • Evita colores fuertes en tus prendas de vestir: existen muchos remedios caseros para evitar las picaduras de mosquitos, pero en el caso de las avispas, debes saber que les atrae mucho los colores fuertes como el rojo, el naranja, el amarillo o el morado. Si quieres evitar la picadura de avispas trata de vestir con colores más suaves. Piensa que es como si te metes en un campo repleto de toros con un capote rojo.
  • No dejes comida o bebida a la vista: el olor de la comida es un imán para las avispas, sobre todo si se trata de carne. Alimentos que sean fuentes de proteínas son una tentación para las avispas. Todos hemos experimentado la presencia insistente de avispas revoloteando sobre la comida durante un picnic, una barbacoa o cualquier comida familiar o entre amigos. Para evitar las picaduras de avispas en verano, no permitas que se acerquen dejando comida a la vista o destapada sobre la mesa. Cúbrelo todo para que no lo huelan.
  • Si a las avispas les atrae los olores fuertes de comida o bebida, tiene sentido que también les atraiga el olor de colonias o perfumes. No usarlos será otra manera de evitar la picadura de avispas en verano, ya que lograrás que no se acerquen a ti.
  • Si una avispa revolotea cerca de ti, debes evitar espantarla con aspavientos o gestos bruscos. Si no soportas su presencia, levántate de manera tranquila y aléjate, pero no trates de golpearlas con un manotazo porque podrías ponerlas nerviosas.
  • Existen ciertas plantas que repelen insectos, pero por desgracia no tenemos constancia de que haya plantas que espanten a las avispas. Sin embargo, muchas personas aseguran haberlas espantado con el olor a granos de café o al aceite de té.

Y sobre todo, no olvides protegerte a ti y a los tuyos con un buen seguro.