El coronavirus está azotando fuertemente a nuestro país. Por eso las medidas para frenar el contagio son muy importantes, tanto para protegernos a nosotros, como para proteger a la población.

Una de las principales medidas preventivas es lavarse bien las manos, y lo mejor es hacerlo con agua y jabón, que es como matamos a los virus de forma más eficaz. También podemos recurrir a los geles hidroalcoholicos como método de desinfección cuando no tengamos acceso a lavarnos con agua.

Pero lavarse las manos, no sólo es de vital importancia en estos momentos de pandemia. Este acto es muy bueno para nuestra salud ya que nos protege de más de 200 enfermedades y disminuye la resistencia a los antibióticos.

Por este motivo es tan importante lavarse a conciencia las manos, ya que cuando nos tocamos los ojos o la boca podemos estar infectándonos y transmitiéndonos posibles enfermedades. Y si tenemos una buena higiene evitaremos muchas patologías.

De hecho, según se ha demostrado en varios estudios, lavarse con agua y jabón después de ir al baño y antes de comer, puede reducir la incidencia de enfermedades diarreicas en un 40 por ciento y en un 25 por ciento la tasa de contagio de neumonía entre los menores.

Además, es mucho mejor usar agua y jabón para las manos ya que los geles hidroalcoholicos resecan mucho la piel y no son lo más recomendable, para las personas que tienen heridas abiertas, eccema, tienen la piel muy seca o son alérgicas a alguno de los componentes de los geles.

Por eso después de lavarte bien las manos, no debes olvidar de hidratarlas con frecuencia para que la piel no sufra en exceso.

Pasos para lavarse correctamente las manos

La Organización Mundial de la Salud recomienda dedicar entre 40 y 60 segundos al lavado de las manos, y remarca su importancia para prevenir enfermedades.

Para hacerlo bien te contamos una serie de pasos que tienes que seguir para asegurarte de que estas desinfectando con eficacia tus manos:

  1. Para empezar, mójate las manos con agua. Deposita en la palma suficiente jabón para cubrir toda la superficie de ambas manos.
  2. Frota las palmas de las manos entre sí.
  3. Después frota la palma de la mano derecha contra el dorso de la izquierda entrelazando los dedos, y luego viceversa.
  4. Repite la operación restregando las palmas de ambas manos entre sí con los dedos entrelazados.
  5. A continuación, frota el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándote los dedos.
  6. Posteriormente, frota con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo rodeándolo con la palma de la mano derecha. Repítelo con el otro pulgar.
  7. Restriega la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma izquierda haciendo un movimiento de rotación. Repite cambiando de mano.
  8. Una vez hayas realizado todos estos movimientos, enjuágate bien las manos con agua.
  9. Sécate las manos con una toalla, preferiblemente desechable.
  10. Para finalizar, utiliza la toalla o un papel para cerrar el grifo.

En el caso del coronavirus para evitar el contagio hay que seguir otra serie de pautas que son un remedio eficaz para frenar la expansión de este virus altamente contagioso. Por eso también se recomienda encarecidamente lavarse bien las manos después de realizar alguno los siguientes actos:

  • Después de sonarte la nariz, toser o estornudar.
  • Después de visitar un espacio público, como el transporte público o el supermercado.
  • Después de tocar superficies que estén fuera de tu hogar, o el dinero.
  • Antes, durante y después de cuidar a una persona enferma.
  • Antes y después de comer.

Y recuerda, las medidas fundamentales de prevención, aparte de lavarse las manos son:

  • Si toses, hazlo en un pañuelo desechable o si careces de él, cúbrete la nariz y la boca con el codo.
  • Evita tocarte los ojos, la boca y la nariz.
  • Mantén una distancia de al menos dos metros con otra persona.