Millones de personas no pueden resistirse a la época de rebajas, esos días donde cualquier producto se viste con la etiqueta de descuento pareciendo más accesible y necesario que antes a ojos del consumidor.

Pero antes de tentarte con las ofertas, debes saber cómo usar tu efectivo o tu tarjeta. ¿Cuántas veces te has quedado con la sensación, después de comprar productos rebajados de precio, de que no has sabido aprovechar las rebajas? Y es que son días en los que es fácil malgastar el dinero en productos que no necesitamos o que realmente no terminan de convencernos, por el simple hecho de que estaban a buen precio.

Para que esto no te ocurra, a continuación te ofrecemos algunos consejos para aprovechar las rebajas. Así podrás evitar los errores más comunes que cometemos y que nos inducen a realizar compras poco satisfactorias o por encima de nuestro presupuesto:

  • En rebajas no todo vale. Para sacar partido a las segundas rebajas, a las terceras o las primeras, recuerda que aunque los productos presenten un precio muy rebajado, tienes derecho como consumidor, a que se encuentren en buen estado y a reclamar en caso de que no sea así.
  • No compres por comprar, por el mero hecho de que el producto es ‘un chollo’. Medita antes de realizar la compra si realmente lo necesitas, te gusta, lo quieres y si le vas a dar uso. Comprar algo que va a terminar guardado en un cajón habrá sido tirar el dinero.
  • Aprovechar las rebajas en horas punta, resultará complicado. Tiendas desordenas, masificadas, colas… Todo nos induce a comprar rápido, sin recrearnos. Las prisas no son buenas en rebajas. Te obligarán a ser poco selectivo y a no meditar la compra, lo que puede provocar un resultado poco satisfactorio de la misma.
  • Si quieres proteger tu hogar de falta de liquidez, ten en cuenta el presupuesto del que dispones para comprar en rebajas. Gastar más de lo que puedes permitirte afectará de manera negativa en tu economía familiar. Se trata de que puedas disfrutar de un producto adquirido a buen precio, sin remordimientos y sin agobios.
  • Una buena manera de poder comprar con tiempo y tranquilidad, comparando ofertas y precios del mismo producto en diferentes establecimientos, es efectuando la compra a través de Internet. Las comprar a través de la Red son una tendencia en alza, ya que supone una comodidad para el consumidor. Desde casa puedes hallar esa oferta interesante que estabas buscando.