Si hay un denominador común presente en todas las casas del planeta, esa es la madera. Un material noble que nos regala la naturaleza y, sin el que no podríamos sobrevivir. 

Aunque, en la actualidad, con las firmas de bajo coste todos hemos incluido en nuestros hogares muebles de conglomerado u otros materiales, siempre disponemos de mobiliario de madera y, en ocasiones, nos gusta rescatar piezas antiguas de maderas nobles para darles una nueva vida. Se pueden tratar para darles un toque más moderno como pintar con la famosa técnica de “chalk Paint”, barnizar, oscurecer o aclarar pero, lo que siempre se debe hacer es mantener y cuidar correctamente la madera para evitar que se estropee. Sobre todo si es un mueble con valor sentimental…

¿Cómo podemos cuidar la madera para que nuestros muebles sean eternos? 

  • Hidratar es lo más importante. Al menos una vez al año deberíamos frotar con cera nuestros muebles de madera. La cera puede ser comprada o casera. En el caso de que sea casera, esta es la receta: 1 taza de aceite de oliva y medio limón. ¡Más sencilla imposible! Mezcla ambos ingredientes y frota con un paño de algodón para luego eliminar los restos con otro paño más resistente. ¡Notarás los cambios enseguida!
  • Si la madera se ha rayado, ¿has probado a disimular la raya con pomada para zapatos de color? ¡Este truco puede sacarte de muchos apuros!
  • La vaselina también es siempre una buena opción para hidratar y preparar una rozadura antes de tratarla. 
  • Hay quien habla de la mayonesa para quitar las manchas que deja el agua sobre la madera… ¿Alguna vez lo has oído? Mundo insólito (que a veces funciona). 

Siembre debemos tener en cuenta que la madera es un material orgánico y, por tanto, se puede estropear con el paso del tiempo. Con estos consejos mantendremos los muebles de nuestro hogar como nuevos para siempre.