El blog de los seguros de El Corte Inglés

Consejos para evitar las compras por impulso

Consejos para evitar las compras por impulso Trucos Hogar
  • Primero el pensamiento: “me gusta, lo necesito y, además, ¡lo necesito ya!”
  • Segundo; la valoración: “¿me lo puedo permitir? o la típica frase de, ¡si no cuesta nada!”
  • Tercero los argumentos: “lo necesito por esto, por lo otro y por aquello. No podría vivir sin él (aunque en el fondo, sabes que podrías perfectamente). Además, Pepa y Manoli también lo quieren, ¡yo tengo que ser la primera!”.
Existen principalmente dos tipos de compras por impulso, aquellas que suponen un desembolso considerable y que no hemos premeditado mucho, por lo que podríamos arrepentirnos, y aquellas que no suponen un gran desembolso y que acabaremos olvidando. Estas últimas son las más comunes y, si sumamos todas las compras de este tipo, podremos comprobar como acaban sumando una cifra considerable de gastos no planificados a fin de mes.
Tal y como hemos adelantado, la principal característica de las compras impulsivas es que no están premeditadas ni planificadas y, por tanto, no tenemos necesidad extrema del producto o servicio en cuestión. Cuando necesitamos una cosa, el proceso es diferente ya que buscamos, compráramos, preparamos y adquirimos.
¿Cómo podemos evitar entonces las compras por impulso?
  • Es primordial estar “alerta” para darnos cuenta de cuando se trata una compra por impulso. Un signo son los argumentos, si nos estamos dando demasiados es que hay inseguridad… ¡conócete a ti mism@!
  • Ten siempre encima la lista de necesidades coherentes y evita salirte de ahí. Ejemplo: sí tomate frito, no los snacks que verás en el súper al lado del tomate que necesitabas. O bien, sí pantalones vaqueros, no cinturón con una hebilla diferente a los 25 cinturones que tienes en casa… Imaginamos que ya captas la idea.
  • Tiempo de espera: cuando vayas a comprar ya, deja pasar unas horas o unos días. Si se te olvida es buena señal para tu bolsillo y remordimientos.
  • Haz un seguimiento periódico, por ejemplo, una vez al trimestre, elaborando un listado de todo aquello inútil que hayas comprado o te hayas arrepentido. ¡Es el mejor aprendizaje posible!
  • Trata de pagar en efectivo, llevarás mayor control.
  • Evita las tarjetas de pago fragmentado, son muy útiles, pero primero has de aprender a diferenciar qué tipo de compra estás realizando.
  • Cuidado con Internet, ¡piensa siempre dos veces antes de hacer clic!
Lo mejor de todo, es que cuando logres llevar a cabo todos estos consejos tu satisfacción será tan grande que tu estado de ánimo mejorará y, por tanto, tu salud. ¿Creías que no gastar en exceso sería tan beneficioso? ¡Lo es y mucho!

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.