Decorar la mesa en Navidad es un detalle que sorprenderá a tus comensales y que te convertirá en un magnífico anfitrión.

La Navidad es época de reuniones con familia y amigos. Es muy normal recibir visitas en casa en estas fechas tan señaladas. Si tienes pensado ofrecer una comida o una cena en tu casa, durante las fiestas navideñas, toma nota de las ideas que te vamos a mostrar para decorar la mesa en Navidad. El secreto está en los pequeños detalles. Atento:

  • Servilletas y mantel: lo primero que debes hacer es elegir el color de estos dos elementos, que visten tu mesa. El resto de objetos van a elegirse acorde al color del mantel y las servilletas. El blanco es un color neutro, que resulta una buena opción, ya que encima de él puedes combinar los colores que quieras. Los servilleteros, los platos, cuencos, centros de mesa, etc. Son los que pondrán el toque de color.
  • Centros de mesa: los hay preciosos y dan un toque festivo y elegante a cualquier mesa. Una vela gruesa dorada, verde, roja, plateada, blanca... sobre un cuenco de cristal y rodeada de pétalos, hojas de abeto, estrellas navideñas o bolas de navidad, por ejemplo, resultará muy efectivo para lograr ese aire navideño en tu mesa.
  • Regalos: la Navidad es época de regalos. Si quieres tener un detalle inolvidable con tus comensales, una magnífica idea para decorar la mesa en Navidad es preparar un pequeño paquete de regalo con un detalle dentro. Compra cajas pequeñas o bolsitas de regalo y etiqueta cada una con el nombre de cada invitado. Mete dentro un detalle (el mismo para todos), como puede ser una figurita, bombones, una tarjeta de felicitación navideña... Coloca cada paquetito sorpresa encima de cada plato.
  • Servilletas: la presentación de las servilletas en la mesa puede lograr un efecto festivo si, por ejemplo, rodeas cada una con una cinta roja, verde o dorada y rematas el atado con un pequeño lazo.
  • Sillas: también son un elemento  que te puede servir para decorar la mesa en Navidad. Una buena idea es atar fulares de tul rodeando el respaldo. Remata el atado con un lazo en la parte de atrás del respaldo. Si los colocas todos del mismo color y a juego con el mantel o las servilletas, creará un toque armonioso.