Aunque no lo sepamos, nuestro calendario está lleno de fechas que conmemoran descubrimientos, personalidades, eventos, aniversarios o ideas que, de una forma u otra, han cambiado nuestra forma de entender el mundo. Así, existen fechas tan importantes como el Día Internacional del Cáncer o el Día Internacional de la Mujer, dos jornadas que se celebran alrededor de todo el mundo y que sirven para manifestar apoyo o reivindicar causas trascendentales para nuestra sociedad.

Hoy vamos a hablarte del Día Internacional de la Diversidad Biológica, fecha que se celebra el día 22 de mayo y que, según la Asamblea General de las Naciones Unidas, “pretende informar y concienciar a la población y a los Estados sobre las cuestiones relativas a la biodiversidad. Esta fecha se eligió para coincidir con el aniversario de la aprobación del Convenio sobre la Diversidad Biológica firmado ese mismo día allá por el años 1992, por lo que este 2018 se cumplen 26 años desde este hecho.

Naciones Unidas, organismo encargado de designar esta fecha, propone cada año un tema en el que focalizar la jornada para resaltar su importancia. El pasado año 2017, por ejemplo, esta fecha se centró en la biodiversidad en relación con el turismo sostenible y el objetivo fue destacar los beneficios que éste tiene para el crecimiento económico y para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad.

Aunque según pasa el tiempo tomamos más conciencia de la importancia de la diversidad biológica, la realidad es que, de acuerdo con Naciones Unidas, el número de especies disminuye a gran velocidad por culpa de la actividad humana. En este sentido, la educación y la conciencia pública juegan un papel crucial, y podemos aportar nuestro granito de arena a la causa incluso desde casa: asegurándonos de que los productos que compramos no ponen en peligro las poblaciones naturales o practicando caza y pesca de manera legal en lugares destinados a ello.