Se acerca la celebración de la Fiesta de Halloween, una costumbre americana que se implantó con fuerza en nuestro país y que parece haber llegado para no irse.

Reconozcámoslo. Nos encanta disfrazarnos con looks monstruosos. Por eso, estas fechas son millones las personas que ya se encuentran ideando su disfraz de Halloween perfecto para salir en la noche de los muertos y asustar a todos los que se crucen a su paso.

Para estar tranquilo en casa sabiendo que no te quedarás sin disfraz ni tú ni los tuyos, te ofrecemos unas cuantas ideas caseras para elaborar originales disfraces para Halloween.

  • Princesa siniestra: si quieres un disfraz siniestro para tu hija pero no tienes tiempo de elaborar nada en casa y todo está agotado en las tiendas, piensa que con un buen maquillaje cualquier atuendo puede convertirse en algo terrorífico. Es muy probable que tengas algún disfraz de princesa que tu pequeña haya utilizado otras veces. Si no es así en cualquier tienda de barrio o juguetería será sencillo encontrarlo. Aunque sea un vestido de princesa dulce e infantil, si lo combinas con un maquillaje siniestro y un pelo cardado, se transformará en un atuendo terrorífico perfecto para disfrazar a tu pequeña en Halloween.
  • Freddy Krueger: es un clásico y es muy sencillo de elaborar en casa. No necesitas muchos elementos. Será suficiente con un pantalón negro, un sombrero negro y un jersey de rallas negras y rojas. Si no tienes un jersey de esas características, puedes pintar una camiseta blanca con esos colores. Las cuchillas de las manos las puedes crear con cartulina y fijarlas con celo a tus dedos. Un buen maquillaje que desfigure la piel de tu rostro será suficiente para completar este terrorífico look tan reconocible por todos. Sin duda, si quieres estas con tranquilidad en casa la víspera de Halloween, sabiendo que vas a triunfar con tu disfraz, Freddy es siempre una apuesta segura.
  • Momia: un disfraz de Halloween muy efectivo cuando se trata de una urgencia de última hora. Por la seguridad en el hogar, casi todas las casas suelen contar con un botiquín en el que entre otras cosas suele haber vendas, lo único que necesitarás para confeccionar un disfraz de momia. Enrolla todo el cuerpo de la persona con el vendaje, desde los pies hasta la cabeza y trata de fijar bien el vendaje al cuerpo para que no se caiga cuando la persona disfrazada se mueva. Un poco de pintura roja para simular vendajes sangrientos le dará el toque terrorífico final.

Disfruta de la noche más terrorífica del año y recuerda tomar las medidas necesarias si vas a estar fuera esa noche ya que los robos a viviendas se intensifican en invierno.