De unos años a esta parte, la globalización y el mundo del cine han dado lugar a que muchos países adopten tradiciones de otros países y se mezclen unas con otras. Por ejemplo, la llegada de Papa Noel el 25 de Diciembre en España hace décadas no se hacía y cada vez más familias celebran Acción de Gracias a finales de noviembre pero, sobre todo, la tradición anglosajona que más ha calado en España ha sido Halloween mientras que, muchos de nosotros también seguimos celebrando el Día de Todos los Santos.

Aunque de raíces diferentes, ambas tienen un componente común: la honra a las personas que están en el más allá. El ser humano necesita buscar explicaciones ante la muerte y cada cultura las ha ido creando con el paso del tiempo.

¿Qué diferencias hay entre ambas festividades?

Fecha

  • Noche de Halloween: 31 de octubre
  • Día de todos los santos: 1 de Noviembre y 2 el de los difuntos

Origen

  • Halloween: pagano y de tradición Celta.
  • Todos los Santos: Religioso, iglesia Católica

Significado:

  • Halloween: se basaba en la necesidad de encontrar un nexo de unión entre el mundo de los vivos y el de los muertos. De ahí el origen de los disfraces, cuyo fin era el de parecerse a los difuntos para formar parte de ellos sin diferenciarse.
  • Todos los santos: los fieles veneran a las personas fallecidas que han sido beatificadas pero que no tienen festividad propia en el santoral Cristiano durante el año. En origen, el día 2 de noviembre es el que venera a todos los difuntos.

Carácter de la celebración:

  • Halloween: carácter más divertido y jovial. Los niños salen a pedir chucherías y chocolates de casa en casa disfrazados, los padres acuden a fiestas temáticas. ¡Espíritu divertido!
  • Todos los Santos: fiesta de carácter solemne, tanto fieles como no, suelen ir a la iglesia o a los cementerios a recordar a sus seres queridos. La nostalgia se palpa en el ambiente.

En definitiva, ¿verdad que se pueden mezclar todos los actos? Cada día una cosa, ¡hay tiempo para todo! Además, hay años en los que podemos hacer una escapada o aprovechar para quedarnos en casa relajados viendo películas. ¡Planazo!