Demasiada agua no es buena para la salud. La humedad relativa superior al 60% es buena para el crecimiento de ácaros y hongos, que pueden provocar alergias y asma.

Además, la humedad excesiva puede dañar los muebles y provocar humedad y moho en las paredes. También puede dañar animales y plantas de interior.

Por lo tanto, usar un deshumidificador en casa ayudará a ventilar y renovar el aire del hogar. También reduce gradualmente la humedad relativa.

Sin embargo, comprar un deshumidificador no es fácil.

 

▶ ¿Qué es un deshumidificador?

 

Un deshumidificador es un dispositivo de aire acondicionado electrónico que puede ayudar a reducir la humedad relativa del aire. Use un sistema de enfriamiento o desecante para reducir la humedad en el aire.

Es muy fácil de usar y muy útil para el cuidado de la salud y el hogar en ambientes muy húmedos.

 

▶ ¿Cuáles son las ventajas reales de los deshumidificadores?

Puede deshumidificar ambientes muy húmedos, ayudando así a mantener un nivel de humedad adecuado, con una humedad relativa entre el 40% y el 60%.

La mejor manera de saber si se recomienda un deshumidificador es usar un higrómetro (la mayoría de los cuales tienen un higrómetro incorporado) para medir la humedad relativa.

 

▶ Beneficios del deshumidificador

Al usarlo para lograr un nivel de humedad relativa suficiente, existen beneficios obvios para la salud y la comodidad:

-Reducir el riesgo de alergias y asma al prevenir el crecimiento de ácaros y hongos de interior. Mantener la humedad relativa por debajo del 50% evitará el crecimiento de estos microorganismos.

-Mejora el confort térmico. A altas temperaturas, la reducción de la humedad relativa facilitará la evaporación del sudor, mejorando así el confort térmico al bajar la temperatura corporal.

-Ayuda a evitar la aparición de humedad y moho en la pared. También puede evitar que los muebles se dañen debido a la humedad excesiva.

 

▶ ¿Cuándo no se usa el deshumidificador?

Solo debe usarse en un ambiente muy húmedo con una humedad relativa superior al 60%.

Además, debemos considerar los cambios de humedad relativa con la temperatura. Por eso es importante medir la temperatura y la humedad antes de usar el deshumidificador en climas húmedos en invierno.

Por ejemplo, en una casa cerrada en la playa en invierno, encontrarás una temperatura de 10 ° C y una humedad relativa del 80%. Debido a la alta humedad relativa, puede considerar usar un deshumidificador para reducir la humedad, pero esto es un error.

Simplemente calentar la casa es suficiente para reducir la humedad relativa. Si la temperatura en la casa sube a 22 ° C, la humedad relativa bajará al 40%, que es el valor ideal para la casa.

 

▶ Tipos de deshumidificadores

Existen muchas variedades en el mercado, pero se clasifican principalmente según sus operaciones: deshumidificadores refrigerantes y deshumidificadores desecantes.

Explicaremos las características y ventajas de cada modelo:

 

1. Deshumidificador de enfriamiento

 

El deshumidificador refrigerante utiliza una bomba de calor para producir áreas frías y calientes.

El deshumidificador aspira aire a través del área más fría, donde la humedad del aire se condensa en agua que se acumula en el tanque de agua.

Luego, el aire regresa a la zona caliente con una humedad menor para restaurar la temperatura.

Ventajas del deshumidificador refrigerante:

-Muy eficaz a alta temperatura y humedad relativa.

-Facil de usar y mantener.

-Salas de gran capacidad y amplias estancias.

Desventajas del deshumidificador refrigerante:

-El efecto no es bueno a temperaturas reducidas.

-Suelen ser grandes y pesados.

-Producen más ruido que los deshumidificadores.

 

2. Deshumidificador

 

Estos dispositivos utilizan materiales desecantes (generalmente gel de sílice) para reducir la humedad del aire.

El aire inhalado pasa a través del material desecante y el material desecante se condensa y acumula humedad en forma de agua en el tanque a través de una reacción química.

En el modelo más común y económico, cuando los orificios del desecante están llenos de agua, se debe reemplazar el desecante.

Por otro lado, en los modelos de gama alta, el flujo de aire adicional regenerará el material desecante para que pueda reutilizarse.

 

Ventajas del deshumidificador desecante:

 

-Eficaz en espacios reducidos como bajas temperaturas y armarios.

-La mayoría de ellos están descargados y no producen ruido.

-Son ligeros y compactos.

 

Desventajas del deshumidificador desecante:

 

-Son menos capaces de deshumidificar el aire.

-Habitaciones insuficientes o espaciosas.

-Pobre efecto en ambientes de alta humedad y alta temperatura.

 

▶ ¿Cómo funciona el deshumidificador?

 

El deshumidificador es muy fácil de usar y mantener. Estos son los aspectos más importantes a considerar al usar un deshumidificador:

-Vacíe el depósito de agua:

El deshumidificador tiene un tanque de agua que recoge el agua, por lo general toma de 6 a 12 horas para llenarse de agua, dependiendo del tamaño del tanque de agua y el nivel de humedad.

La mayoría tiene un sensor que monitorea el nivel del agua en el tanque de agua para que cuando el nivel del agua alcance el nivel máximo, se apague automáticamente.

Por tanto, tendremos que vaciar el depósito con regularidad o después de que esté lleno para que siga funcionando. La alternativa es una manguera de drenaje (algunas están integradas).

El agua almacenada en el tanque no es potable, pero puede usarse para regar las plantas.

 

-Limpiar el filtro:

 

Para poder realizar un mantenimiento adecuado, también debemos preocuparnos por limpiar o reemplazar periódicamente el filtro de aire.

 

El más cómodo es el filtro lavable. Otros deben ser reemplazados, por lo que tendremos que reemplazar el filtro.

Cuando la humedad relativa en el aire alcanza el 40%, se recomienda apagar el deshumidificador.

 

▶ Deshumidificador casero

 

Además de los deshumidificadores, existen otras formas de reducir la humedad del aire en el hogar por debajo del 60%:

-Ventilar bien la casa, especialmente en baños y cocinas que generan mucha humedad. Los extractores de aire o los sistemas de ventilación mecánica en toda la casa son muy útiles para reducir la humedad en la casa.

 

-No cuelgues ropa en la casa.

 

-No coloque plantas de interior, especialmente en el dormitorio.

 

-Nunca use humidificadores en casas con alta humedad relativa. Muchas veces se usa un humidificador para ayudar a que la cavidad nasal secrete más líquido, pero en un ambiente con suficiente humedad, esto puede ser perjudicial para la salud.