Antes de comenzar, como siempre deberías hacer en un proyecto de este tipo, coge papel y boli y haz una lista de materiales que se suelen utilizar en este baño (partiendo siempre del uso que se le dé) y fija un presupuesto máximo. Puede ser el baño de invitados y usarse pocas veces al mes o servir únicamente de “aseo de emergencias” para toda la familia. Puede tener o no tener ducha…

No quieres hacer una gran reforma sino un “lavado de cara”, un cambio de look. Aquí te damos unas ideas para reformar un baño pequeño sin grandes gastos:

  • En ocasiones, cambiando cortinas de baño, toallas y “jaboneras” el baño puede dar un cambio más que vistoso por muy pocos euros.
  • Divide la pared en dos zonas y juega con ellas. Abajo puedes poner azulejo, madera u otro material y arriba pintura apta para la humedad. Nuestra mezcla favorita es un tono neutro en la parte de abajo, por ejemplo, el color marfil y arriba un papel pintado de flores con toque de acuarela. Para el papel pintado has de basarte (aparte de en tus gustos) en la luz, ya que no quedará igual si hay mucha o poca, si es natural o artificial… Si al papel pintado le añadimos cuadros pequeños descolocados alternados con espejitos… ¡Estilazo! Para no gastar demasiado evita las molduras (además ya no se llevan) y pinta, ¡menos es más!
  • Haz tu propio jabón con aceite usado. ¡Sorprenderás a las visitas!
  • Las baldosas de tamaño grande darán sensación de amplitud.
  • No coloques plato de ducha o quítalo (y lo mismo con el bidé) intenta que sea una prolongación del suelo. Mampara de cristal “of course”.
  • NO azulejos geométricos: NO optes por llenar las 4 paredes de azulejos con estampado geométrico (tipo al de cuadritos que se ha utilizado tanto en los últimos años). Evita crear sensación de agobio con las geometrías. Si lo haces, que sea solo en una pared, por ejemplo, en la ducha.
  • Elige lavabos pequeños que queden suspendidos sobre el mueble de almacenaje. Si el baño es demasiado pequeño (tipo aseo) utiliza un soporte de cristal para el lavabo y coloca el almacenaje colgado en la pared para dar sensación de amplitud en la zona de abajo. Si no quieres gastar mucho dinero y dar personalidad a la estancia elige un aparador antiguo como mueble de lavamanos.
  • ¿Y si das todo el protagonismo al suelo? Uno de los grandes olvidados está volviendo a adquirir importancia en los proyectos de decoración, sobre todo en baños y cocinas. Hablamos del azulejo hidráulico con cenefas coloridas que nos traslada a aquellas casas señoriales de mitad de Siglo XX. Si eliges dar protagonismo al suelo, las paredes han de ser neutras e iguales para guiar la mirada de los visitantes hacia donde tú quieres. Para no gastar demasiado dinero, actualmente hay suelos vinílicos que se pegan sobre el antiguo y suelen dar muy buen resultado. ¿Sabías que hay suelos de vinilo que imitan la madera? Si las paredes son frías puedes aportar calidez con el suelo de madera.
  • Mantén siempre el baño limpio y ordenado. El desorden da sensación de caos.
  • Flores, o si prefieres, planas de hoja verde. Añadiendo detalles de este tipo puedes ayudar a cambiar tu baño.  
  • Espejos: colócalos en lugares estratégicos para atraer más luz. Su reflejo dará sensación de amplitud.

Si estás pensando realizar la reforma a raíz de una rotura no dudes en comprobar si el seguro de hogar te cubre dicha reforma o no. Si, por el contrario, todavía no tienes seguro no dudes buscar y comparar el seguro que más se adapte a tu estilo de vida. La tranquilidad en tu hogar no tiene precio