Si tienes un baño pequeño en casa y te resulta un problema para poder guardar todas tus cosas sin que parezca siempre desordenado, no te preocupes porque te vamos a dar una serie de consejos para que esté ordenado y aprovechado al máximo.

El baño es una de las estancias que más utilizamos y que más tránsito tiene de la casa, por lo que es muy común que se desordene y se ensucie con más facilidad. Pero si encima es un cuarto pequeño es más probable que se ponga todo patas arriba.

Si lo que quieres es que tu baño tenga siempre un aspecto ordenado y recogido, aunque sea pequeño, toma note de estas claves para conseguirlo.

Usa la puerta del baño

Si tienes un baño pequeño cualquier espacio es valioso, si quieres que todo esté ordenado. Por eso la puerta es una opción más. Puede colocar un colgador detrás de la puerta sin necesidad de clavar, ya que existen en el mercado modelos que se enganchan a la puerta. Si tienes techos altos, también puedes utilizar el espacio que hay encima de la puerta para colocar unas baldas metálicas para almacenar productos de higiene personal y toallas. Si optas por unas de barras, el efecto será más ligero.

Coloca una doble barra de ducha

Si poner una barra extra en la ducha con unos ganchos, podrás utilizar para colgar cosas, como la ropa o la toalla. Incluso puede colocar una cestita en un lado con algunas de las cosas que más utilices y que estén a mano.

Opta por estantes de cristal

Otra buena opción para ordenar baños pequeños es colocar un estante de cristal. Lo bueno es que son ligeros, decorativo y no recargan el ambiente en exceso. Te servirá a tener a mano los objetos que más utilizas de forma ordenada.

Estantes camuflados en la pared

Otra opción para poner estantes es utilizar el mismo material que has usado en la pared. Las superficies compactas y el microcemento son dos materiales que ofrecen esa opción actualmente y el resultado es tan bueno que parece de obra. Y al ser del mismo acabado que la pared, quedará camuflada y parecerá mucho más ordenado.

Utiliza contenedores con ventosa

Si quiere ordenar sin tener que taladrar la pared una muy buena opción es colocar estantes con ventosas. Son bastante económicos, los puedes sustituir cuando quieras y puedes combinarlos de diferentes maneras: para colocar los cepillos de dientes, peines, productos de higiene personal, etc.

Usa cestas o cajas

Además de ser muy decorativas, puedes colocarlas en cualquier hueco que te quede libre, debajo o encima de algún mueble, a la vez que te sirven para almacenar cosas sin que se vean y no quede todo desordenado.

Un carrito con ruedas

Si necesitas espacio en el baño, y unos estantes extras hazte con un carrito con ruedas. Son muy cómodos y lo buenos es que puedes moverlos de sitio cuando lo necesites. Incluso puedes sacarlo del cuarto si lo necesitas.

Armario de espejo

Prácticos y decorativos a la vez. En el mercado puedes encontrar armarios que son espejos. La ventaja es que, al estar fuera de la vista, no ocupar un espacio extra conseguirás mayor orden visual que teniendo estos dos elementos por separado.

Estantes “dentro de la pared”

Esta es una de las últimas tendencias en baños. Si al hacer la reforma del baño puedes sacar un poco la pared o bien meterla un poco para hacer una hornacina evitarás tener que poner estantes en la ducha. Además, será mucho más fácil de limpiar.

“No olvides que sea del tamaño que sea, el baño es una zona muy susceptible de sufrir daños, al estar constantemente expuesta al agua y la humedad. Por ello, contar con un seguro de hogar adecuado es fundamental: así evitarás sustos y gastos innecesarios”.