El ahorro en los hogares para mantener una economía familiar saneada resulta cada vez más dificultoso para muchos españoles.

En época navideña este intento por ahorrar, lejos de ser una realidad se transforma en un mero deseo imposible de alcanzar. Casi un 60% de los españoles confiesa sentirse forzado a gastar en Navidad.

Pero, ¿cuánto gastan los hogares españoles en Navidad? Un estudio realizado por RetailMeNot, el portal de compras digital, ha constatado que los españoles gastarán 401 euros en compras navideñas.

En los meses de año en los que se celebra la Navidad, es en los que más compras se realizan en comparación con el resto del año: regalos para el día de Reyes, regalos de Papá Noel, regalos para el juego del ‘Amigo Invisible’  común en cenas de empresas o entre amigos, vestidos y trajes de fiesta, productos alimenticios para comidas y cenas propias de estas fechas, etc.

A pesar del dato arrojado por RetailMeNot, el cual puede parecer elevado, lo cierto es que esta cifra, 401 euros, está por debajo de la media europea, cuya cifra de gastos navideños aumenta a cerca de 630 euros.

Esto significa que aunque los hogares españoles intenten ahorrar y sus miembros tengan la sensación de que no lo consiguen, lo cierto es que sí lo hacen si comparamos las cifras de gastos navideños con las de la media europea.

Según esta previsión, los españoles serían los más ahorradores. Seguirían los italianos y los holandeses. Por el contrario, los británico serían los que más gastarían en Navidad, 720 euros de media.

La tecnología ha favorecido el desarrollo de la compra-venta. En este sentido, realizar la compra de productos on line puede ayudar a los españoles al ahorro en el hogar, gracias a la comparación de precios y a la localización de ofertas.

Otros truco como adquirir productos alimenticios con antelación, antes de que dupliquen su precio en días navideños y conservarlos congelados, es algo que aplican muchos hogares españoles y que ayuda al ahorro.

La tranquilidad en el hogar depende, entre otros factores, de mantener las cuentas saneadas. Parece que los españoles tratan de lograrlos a juzgar por los datos, a pesar de que el gasto haya aumentado en fechas navideñas en comparación con años anteriores. Este hecho, lejos de ser negativo, es indicativo de que la recuperación económica comienza a ser una realidad desde que surgiera la crisis.