Mantener un buen aislamiento térmico permite ahorrar en el consumo de calefacción hasta un 30%, el gasto energético más importante de las viviendas españolas. Por eso, debes ser consciente del estado de tu vivienda y no dejar escapar el calor.

Desde Facua Andalucía señalan que casi la mitad de la energía que se consume en el hogar, se dedica a calentar la vivienda y han lanzado una campaña para no dejar escapar el calor y #ahorraenergía, el sexto vídeo de su campaña sobre concienciación a los usuarios sobre uso racional de la energía.

Para optimizar el gasto en calefacción, la federación recuerda que para que una habitación esté confortable, la temperatura debe estar entre los 19º y 21ºC. Por la noche, si se enciende, con que la temperatura oscile de 15º a 17ºC es suficiente. Este rango de temperaturas no sólo permite un consumo más eficiente, sino que es el más recomendado para sentirnos cómodos en el hogar.

Por cada grado que aumente la temperatura, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), se incrementa el consumo de energía aproximadamente en un 7%.

Desde esta organización insisten en la necesidad de mantener los equipos de calefacción en buenas condiciones, pues un aparato o instalación defectuosa suele consumir más y puede conllevar otros peligros para la vivienda.

Otra de sus recomendaciones es mantener un buen aislamiento térmico, para lo que es necesario revisar puertas y ventanas, los puntos por donde se filtra el frío del exterior. También, es una buena idea dejar que la radiación solar penetre en el hogar y que caliente de manera natural las estancias.

Siempre es recomendable una buena ventilación para mantener un hogar seguro y libre de humedades. En este sentido, la organización recomienda abrir las ventanas durante diez minutos. Este periodo de tiempo es suficiente para renovar el aire sin dejar que se enfríen en exceso las habitaciones.