Prácticamente todos los países del mundo suelen celebrar sus festividades alrededor de una mesa. Mucho más los españoles, para eso somos únicos, por tradiciones y por gastronomía. Dependiendo de la región, se degustarán unos platos típicos u otros. En este caso, nos referimos a la celebración del Día de Todos los Santos, que tiene lugar cada 1 de Noviembre. Festividad de tradición cristiana en la que veneramos a los seres queridos que ya no están con nosotros y que, según la Iglesia Católica y algunas otras religiones, se encuentran en el purgatorio esperando la llegada de Dios. Ese día, se trata de pedir por ellos. 

Los cementerios se llenan de flores, son días de regresar al pueblo y reencontrarnos con nuestros orígenes. Como bien dice el refrán que apuntábamos al principio, en lo relacionado a comidas típicas no hay quien nos gane. En este sentido, apuntamos unas cuantas ideas para probar el próximo 1 de Noviembre. 

  • Huesos de Santo: sin duda es el dulce más famoso de estos días. No es más que mazapán relleno de yema o alguna otra exquisitez prohibitiva como chocolates o mermeladas.
  • Buñuelos de viento: vienen a ser bolas de masa frita con azúcar. Algo parecido a las porras y churros. La masa puede hacerse en multitud de formas como por ejemplo, durante las Fallas de Valencia, los buñuelos típicos son de calabaza.
  • Las castañas asadas son un clásico del otoño invierno español pero de momento, este año todavía no se ven por las calles debido a las altas temperaturas. 
  • Panellets de piñones o café: dulce típico de Cataluña o Islas Baleares durante estos días. ¡Todo un manjar! 
  • Cagadillo: ¿imaginas a qué puede hacer honor su nombre? Jijiji Se trata de una base de azúcar mezclada con algún tipo de fruto seco. En muchas regiones, también sustituye al turrón en Navidad. La realidad es que se está perdiendo y se mantiene gracias a la supervivencia de algunos pueblos, que son los encargados de transmitir su receta de generación en generación. 

¿Os dais cuenta de que solo hemos hablado de dulces? Son unas recetas básicas de esta época, el plato principal variará dependiendo de la temperatura y de la zona de España donde nos encontremos. Por ejemplo, si hace frío y estamos en La Mancha, ¡no hay quien nos quite unas gachas con setas!  

¿Qué os parecen? ¿Os atrevéis a realizar alguna de estas recetas en casa? ¡Ya nos contaréis!