En el comienzo del nuevo año, organízate, crea un plan de contingencia y sobrevive a la cuesta de enero.

Es éste, un mes fatídico para nuestros bolsillos; suben los precios y las cuentas bancarias quedan mermadas tras los excesos de las fiestas navideñas.

Siguiendo unos cuantos consejos, que a continuación te vamos a ofrecer, es posible sobrevivir a la cuesta de enero y superar el comienzo de año, sin que nuestra cuenta bancaria quede en números rojos:

  • Sé previsor y no gastes más de lo que deberías en Navidad. Con la compra de los regalos es muy habitual que siempre nos pasemos del presupuesto del que disponemos. Trata de evitarlo y ajusta tus compras al presupuesto que realmente puedas gastar.
  • Elabora un listado con los gastos fijos inevitables del mes de enero y trata de que éstos sean los únicos que tengas. Elude caprichos, salidas y gastos de los que puedas prescindir.
  • Ya que enero es época de rebajas en las tiendas, controla el impulso consumista que en muchas ocasiones aflora en nosotros ante los artículos rebajados de precio.
  • Ahorra en gastos de comida. Haz un esfuerzo en enero y cocina en casa. Sabemos que nunca hay tiempo suficiente y que cada vez hay más costumbre de comer fuera de casa, en restaurantes o establecimientos de comida rápida. Pero si logras sacar algo de tiempo para preparar comida en casa, ahorrarás bastante dinero al mes.
  • Sobrevive a la cuesta de enero seleccionando bien los productos en el supermercado. Mantente atento a todas las ofertas y selecciona marcas blancas que siempre serán más baratas y que no tienen por qué estar reñidas con la calidad.
  • En este mes de frío, baja la calefacción de casa y abrígate más. Notarás cómo el importe de tu factura baja considerablemente.
  • Si sueles moverte en coche, trata de utilizarlo menos desde el mes de diciembre. Usa el transporte público y ahorra en gasolina. Caminar también te ayudará a gastar menos, además de realizar más ejercicio.

Sobrevive a la cuesta de enero siguiendo estas sencillas pautas y pronto podrás poner tu cuenta al día y dejar de pasar apuros económicos.