Dormir mal o incómodos puede venir provocado por diversas fuentes como la falta de cansancio, insomnio, que ya va siendo hora de cambiar el colchón o que no nos sentimos cómodos.

El colchón es uno de los objetos que más ácaros alojan a lo largo de toda su vida útil y, la mayoría de nosotros, no lo mantenemos como deberíamos. La realidad es que deberíamos limpiarlo concienzudamente, al menos, dos veces al año para evitar así que aparezcan olores incómodos o que machas que antes se hubieran podido eliminar con facilidad ahora no salgan tan fácilmente…

Pues bien, hay diversas formas de poder eliminar el olor pero lo que deberíamos realizar nada más comprar un colchón nuevo es poner una funda protectora desde el minuto uno. Las hay incluso con plástico para evitar que el líquido pase, esto es muy útil para las camas de niños.

El mal olor en el colchón puede aparecer bien por el propio uso o bien por las manchas que se hayan ido alojando durante años. Por ello, antes de nada, lo primero será limpiar el colchón eliminando todas las manchas posibles. ¿Cómo?

  • El bicarbonato (ya sabéis que somos muy fans de él) es muy útil y blanquea como nadie.
  • Si lo mezclas con vinagre blanco, ¡el resultado será un éxito! Además, el vinagre blanco ya ayuda a neutralizar el olor aunque deberemos dejarlo ventilar durante unas horas.
  • Lava las sábanas con regularidad.
  • En el mercado hay aceites especiales para colchones: romero, tomillo, eucalipto, canela, lavanda…
  • Si ves que no has podido con nada de lo anterior, existen empresas que van a casa a limpiar tus colchones, sofás y sillones. ¡A veces puede ser una gran inversión!

Colchones limpios y hogar protegido. Si no tienes un seguro para tu hogar, ¿quieres descubrir cuál sería tu cuota mensual? No es tan caro como crees, ¡compruébalo!