Cuidar nuestro hogar y los elementos que tenemos en él como reparar arañados de los muebles de madera, conservar en buen estado nuestros sofás, objetos de decoración es imprescindible para que las cosas no se deterioren. Hoy queremos mostrarte unos sencillos trucos para limpiar bronce. Se trata de métodos caseros que dan muy buen resultado a la hora de que las piezas de bronce que decoran nuestro hogar luzcan brillantes y bonitas.

La aleación del estaño y del cobre da como resultado el bronce, un material muy decorativo y que muchas personas elijen para adornar con piezas de este metal, rincones, mesas y estanterías de su casa.

Con el tiempo, el bronce puede perder su brillo original si no se cuida de la manera adecuada. En las piezas de bronce poco cuidadas puede aparecer lo que se conoce como pátina, una capa verdosa que envejece el aspecto del bronce.

Los trucos para limpiar bronce, más utilizados y que mejor resultado dan, son:

  • Vino tinto: humedece un paño con vino tinto templado y frota la superficie del bronce. Después pasa un peño seco para secar bien la pieza.
  • Mezcla jugo de limón exprimido con bicarbonato sódico: aplica la pasta resultante de la mezcla en la pieza de bronce. Frota la pieza con la mezcla untada en un paño y déjala actuar unos 20 minutos. Después aclara la pieza con agua tibia y sécala con un paño.
  • Pasta de vinagre, sal y harina: mezcla estos tres ingredientes y aplica la masa resultante sobre la pieza de bronce. Hazlo con un paño, frotando la pieza. Deja actuar la mezcla media hora y después aclárala con agua tibia. Por último seca la pieza de bronce.

Existen en el mercado muchos productos comercializados para cumplir la función de la limpieza del bronce. Puedes adquirirlos en cualquier ferretería o en grandes almacenes. Pero estos trucos para limpiar el bronce que hemos mencionado, son caseros y sencillos de llevar a cabo. Ahorrarás dinero y el resultado final será óptimo.

Un último consejo para limpiar bronce es que lo cuides a diario. Si mantienes una rutina de limpieza de tus piezas de bronce, lavándolas con agua tibia y jabón, evitarás la aparición de pátina.

Sigue estos trucos para limpiar el bronce y los adornos de tu casa compuestos de este metal, lucirán con el mismo esplendor que el primer día.