Existen varios trucos para pintar tu casa, que puedes tener en cuenta, si te decides a realizar esta tarea tú mismo.

Pintar la casa, lejos de ser un trabajo pesado, puede transformarse en una manualidad de lo más entretenida, sobre todo a medida que la idea que tienes en la cabeza, va tomando forma según vas cambiando las tonalidades de las paredes del hogar.

Pero antes, de ponerte manos a la obra, debes planificar bien el trabajo que vas a realizar y tener una idea clara del mismo.

A continuación, vamos a mencionar algunos trucos para pintar tu casa, que son básicos si quieres un buen resultado:

  • Elige la pintura teniendo en cuenta el tamaño de la casa y el estilo del mobiliario. Para espacios reducidos, escoge colores claros. En espacios más amplios y luminosos puedes apostar por colores oscuros.
  • Puedes escoger entre pintura plástica brillante o pintura plástica mate para las paredes de las habitaciones. En el caso del baño y la cocina te recomendamos pintura acrílica, ya que es más impermeable y resistente a humedades.
  • Cubre el suelo con plástico y rodea con cinta adhesiva los enchufes y marcos de puertas y ventanas para que la pintura no los manche y llegue justo hasta su borde.
  • Prepara una brocha, un rodillo y una cubeta donde escurrir las herramientas impregnadas con pintura.
  • Ilumina bien la estancia que te dispongas a pintar.
  • Airea bien la estancia, para que no se concentre el olor a pintura y para que ésta se seque con rapidez.
  • Si están sucias, limpia bien las paredes antes de pintar. Si hay algún clavo, quítalo y si existe algún agujero o grieta, aplica masilla y lija para igualar la superficie.
  • Comienza por pintar el techo y después las paredes desde la zona superior hacia la inferior.
  • Es preferible que apliques varias capas finas de pintura, dejando secar entre una y otra, que aplicar una con mucha cantidad de pintura.

Ahora que ya tienes más claros los trucos para pintar tu casa, sólo te falta prepararte para darle ese aire renovado a tu hogar. Ponte ropa vieja y cómoda, que no te importe manchar, coloca unos guantes de goma en tus manos y una mascarilla para evitar respirar vapores químicos.