Seguro que en casa tienes objetos y prendas que están dañados o rotos pero que te niegas a tirar porque aún piensas que puedes “rescatarlos” de su fatal final, la basura. Si estas en esta situación tranquilo, porque te vamos a dar unos cuantos trucos que quizás sean de ayuda.

Si tienes por casa “asuntillos” sin resolver, te descubrimos unas cuantas soluciones, rápidas, sencillas y efectivas con cosas que tienes por casa.  

Retira chicles de la ropa

Es una faena cuando se nos pega un chicle en la ropa que alguien ha tirado sin cuidado, y sobre todo si es en tus pantalones favoritos. Resulta muy complicado sacar estas manchas y puede que te resignes a deshacerte de tu prenda demasiado pronto. Tranquilo porque existe un remedio casero para esto: pon un cubito de hielo encima del chicle y deja que se endurezca la goma, verás lo rápido que se despega luego.

Quita las manchas de tu batería de cocina

¿Tu batería de cocina tiene manchas y luce un mal aspecto? Si quieres que tus ollas y sartenes de acero inoxidable recuperen su esplendor, extiende sal gorda por la superficie de la cazuela, o sartén de acero inoxidable. A continuación, vierte un poco de vinagre al 9% de concentración. Con ayuda de una esponja frota la mezcla de sal y vinagre y ¡voilà! La mancha irá desapareciendo.

Elimina las ralladuras de la madera

Sin duda es un fastidio que tus superficies de madera se estropeen y, sobre todo, horror, un rallajo… pues tranquilo porque este truco va a cambiarte la vida. Las nueces, aparte de ser un gran alimento lleno de proteínas, también sirven para quitar rayas de mesas de madera u otras superficies de este material. Tal y como lees. Basta con pelar un par de nueces, y frotar con el fruto la zona dañada, verás su efecto, casi cosa de magia.

Arregla tu jersey desilachado

Otra de las cosas que da mucha rabia es cuando se te deshilacha uno de tus jerséis favoritos, pues calma por hay un trucho que puede hacer que soluciones o disimules al máximo tu enganchón. Solo tiene que introducir el hilo que se ha salido en una horquilla o algo parecido, y sacarlo por el reverso de la prenda. Asunto solucionado.

Repara tus cables pelado

Este es uno de los problemas más comunes en cualquier casa, seguro que tienes un cargador desgastado o unos auriculares en los que apenas se ve el color de base. Pues tenemos un trucazo para ti que vas a alucinar. Usa un trozo de tubo aislante, córtalo y ponlo sobre el cable. Después, calienta el tubo aislante con una secadora hasta que se comprima hasta tener el tamaño del cable, y como nuevo.

Adiós cremallera estropeada

Resulta un fastidio cuando se te estropea una cremallera. Si quieres arreglar alguna molesta cremallera que no quiere bajar o subir, tenemos una solución. Solo tienes insertar una anilla para llaveros en la parte deslizante de la cremallera y ponerlo sobre el botón. Si la anilla es más o menos del mismo tamaño que el botón apenas se notará.

Elimina las marcas de rotulador

Si tienes niños en casa, seguro que te has enfrentado a este problema. Pues tiene arreglo, para sacar la mancha aplica aerosol encima de cualquier marca de rotulador y frota la marca con una esponja. Después elimina posteriormente el producto con agua. Verás como la superficie queda como nueva.

Limpia la alcachofa de la ducha

Si la alcachofa de tu ducha luce mal aspecto, tiene arreglo. Introduce el mango de la ducha en un recipiente con vinagre blanco, asegurándote de que la alcachofa queda totalmente cubierta por él, y espera unas horas. Después, sácala del recipiente con vinagre y verás que queda como nueva.