Como todo, los áticos tienen grandes amantes y grandes detractores. Por ello, para poder ayudar, en la medida de lo posible, en el proceso de decisión de compra hemos elaborado por vosotros una lista de pros y contras que os puede ayudar bastante.

Sin más, pasamos a ella.

Pros:

  • Vistas inmejorables.
  • Puedes tomar el sol antes de que las piscinas estén inauguradas cada primavera
  • La intimidad y las largas barbacoas cuyo humo no molestará a nadie.
  • Mucha luz y acceso al aire libre, aunque tus vecinos de pisos inferiores no tengan ni tan siquiera balcón.
  • Podrás tener una mini piscina o un jacuzzi en tu terraza y además, nadie te verá.

Contras:

  • Posibles roturas en los elementos estructurales como, por ejemplo, aparición de goteras.
  • Más frío y calor que el resto, aunque, a decir verdad, las construcciones nuevas están muy bien acabadas. La inversión en climatización en cada estación del año es más notable en comparación al resto de vecinos.
  • Cualquier problema que suceda en la comunidad pasará por tu ático, a no ser que haya un piso superior habilitado para este tipo de cosas: antenas, etc.
  • Por regla general, aunque tengas más terraza, suele ser un piso más pequeño que los del resto del edificio.
  • Menos seguridad frente a robos. Tienes que tener si o si un buen seguro de hogar.
  • Subirás más escaleras que nadie cuando se estropee el ascensor.
  • Pagarás más hipoteca que tus vecinos.

Sea un ático, un piso intermedio o una casita de madera en el bosque necesitarás un seguro de hogar con las coberturas que más se adapten a tu estilo de vida. Calcula tu cuota pinchando aquí, merece la pena.