Cuidar de nuestro hogar para que luzca limpio y con un ambiente agradable, es posible sin tener que usar tantos productos de limpieza con potentes compuestos químicos. Existen productos de limpieza naturales, como por ejemplo el vinagre, que son potentes desinfectantes en sí mismos.

Pero no sólo desinfecta de forma eficaz, sino que usar también el vinagre contra los olores, resulta un remedio muy efectivo.

Todas estas propiedades desinfectantes y ambientales del vinagre, se deben a su contenido de pectina, procedente de la fermentación de las manzanas, y de ácido málico, un gran combatiente contra las bacterias.

El vinagre contra los olores puede usarse para multitud de casos en los que nuestro hogar, es impregnado de algún aroma desagradable:

  • Vinagre contra el mal olor de cigarrillo en la ropa: llena la bañera con agua caliente y añade dos tazas de vinagre blanco. Cuelga tu ropa con olor a cigarrillo de forma que sea impregnada con el vapor despedido de la mezcla de la bañera. Una vez que la ropa se seque, el mal olor habrá desparecido y tampoco habrá rastro de olor a vinagre.
  • Vinagre contra el mal olor en la cocina: tras cocinar ciertos alimentos en la cocina, esta puede quedar impregnada de olores que cargan el ambiente (pescado, coliflor, etc.). Hierve un cazo con agua y añade una cucharada de vinagre blanco. En pocos minutos, el vapor de la mezcla habrá neutralizado cualquier olor a alimento cocinado.
  • Vinagre contra el mal olor de pies: el vinagre no sólo resulta muy efectivo para cuidar de tu hogar, sino también para cuidar ciertos aspectos de nuestra higiene personal. Remojar tus pies dos o tres veces a la semana en un recipiente con agua templada en el que hayas diluido media taza de vinagre blanco, te ayudará a mantener a raya el mal olor de los mismos, si sufres este problema. Mantén tus pies a remojo durante 15 minutos. El poder antibacteriano del vinagre logrará eliminar el mal olor en esta zona de tu cuerpo.
  • Vinagre contra el mal olor de los desagües: son zonas de la casa que tienden a acumular suciedad y a generar malos olores. El vinagre, en estos casos, no sólo ayuda a cuidar de tu hogar y de posibles incidentes en cañerías, ya que desatasca, sino que además neutraliza esos malos olores. Para lograrlo, introduce bicarbonato de sodio en el desagüe y media taza de vinagre. Deja actuar ambos productos durante veinte minutos y después deja correr agua a través del desagüe para limpiar el canal.