La caída del cabello es una cuestión que preocupa tanto a hombres como a mujeres. ¿Quién no se mosquea cuando ve que se quedan más pelos de la cuenta en el cepillo, en la almohada o en la ducha?

Lo primero es no alarmarse. Que se caiga el pelo es normal, lo preocupante es que no se regenere o si lo hace que salga con menos fuerza. La alopecia es una patología, que afecta tanto a hombres como a mujeres, y que consiste en la ausencia de pelo en una, en varias o en todas las zonas del cuerpo.

La caída del cabello puede originarse por tener antecedentes genéticos con esta patología, después de un embarazo, por desarreglos hormonales, tratamientos médicos o por falta de vitaminas o nutrientes esenciales para nuestro cabello. También influyen los malos hábitos alimenticios, la contaminación, los abusos de tintes y lacas, pero sobre todo el peor enemigo de nuestra melena es el estrés: laboral, personal (divorcio, preocupaciones económicas, pérdida repentina…) o físico (entrenamiento duro, cansancio, etc.).

En el mercado existen champús, pastillas, lociones y ampollas que pueden ayudar a controlar la caída, con mayor o menor efectividad, siempre que el pelo esté sano y la caída obedezca, por ejemplo, a situaciones puntuales de estrés o por falta de algún nutriente como el hierro.

Otra opción para recuperar el cabello, muy de moda, es el trasplante capilar. Políticos como Silvio Berlusconi o José Bono y presentadores como Hilario Pino han sido protagonistas de esta técnica, que consiste en extraer pelo de la parte trasera de la cabeza e injertarlo en las zonas donde escasea.

Consejos para prevenir la caída del cabello

Si quieres lucir tu melena, no expongas tus cabellos en exceso al sol, la playa, el agua de mar, etc. Para el cuidado de tu cabello utiliza champús suaves, mejor si son naturales.

No abuses de gorras o pañuelos, que impiden la oxigenación de tu pelo.

Evita también el uso de pinzas, ganchos y accesorios porque fuerzan y dañan los cabellos y el secador. Tampoco tiñas tu cabello con productos químicos que provoquen la caída del pelo.

Utiliza peines con separaciones anchas y mantén el cuero cabelludo limpio, evitando que los folículos se tapen, lo que provocaría la caída del cabello. Y si tienes estrés, trata de combatirlo para evitar la contracción de los vasos sanguíneos que alimentan al cabello. Finalmente, come de forma saludable y sigue el consejo y la recomendación profesional. Cada caso de caída del cabello es diferente.