El mal aliento o la halitosis es un problema de salud que puede producirse por distintas causas.

Cuidar la salud de la boca es primordial para evitar el mal aliento, pero a veces esto no es suficiente. Si bien las caries, la acumulación de bacterias en dientes, lengua y encías o  en general una mala higiene bucal, son el único motivo por el que una persona puede padecer halitosis o mal aliento, es posible que una vez cuidada esta zona, la halitosis siga apareciendo.

Una mala alimentación, los problemas digestivos, enfermedades, estrés y la falta de salivación son otras causas que pueden originar mal aliento.

A continuación te ofrecemos uno cuantos consejos para evitar el mal aliento:

  • La falta de hidratos de carbono puede generar mal aliento. Evita las dietas bajas en este tipo de nutriente que es abundante en productos como el arroz, la pasta, las legumbres y los cereales.
  • Trata de consumir alimentos saludables, no muy pesados al estómago, fáciles de digerir por el organismo.
  • El alcohol, el tabaco y el café son sustancias que pueden provocar la aparición de mal aliento.
  • Protege la salud bocal manteniendo su higiene diaria. Cepilla dientes, lengua y encías cada día un mínimo de tres veces diarias y siempre que termines de comer. Usa el hilo dental para eliminar los restos de comida entre los dientes y acude al dentista de forma rutinaria para controlar las caries y las infecciones.
  • Beber agua a diario y mantener tu cuerpo y tu boca bien hidratados es fundamental para evitar un mal aliento. El agua evita que tu boca se reseque y no genera la salivación. Además favorece el tránsito intestinal y el buen funcionamiento de todos los procesos que tienen lugar en el organismo.

El mal aliento puede ser un gran problema para la persona que lo sufre y puede condicionar su vida y su rutina.

Existen productos en el mercado destinados a eliminar el mal aliento, pero estos sólo pueden ser efectivos en casos puntuales. Cuando existe un problema de halitosis constante, estos productos sólo servirán como un parche que enmascaran por un rato la realidad. Para atacar con efectividad el problema de mal aliento recurrente es necesario acudir a un especialista y localizar el foco de dicho problema: alcoholismo, caries, diabetes… Dependiendo del origen del problema, el especialista sabrá indicarte cuál resultará la forma más efectiva de eliminar el mal aliento y de proteger la salud para que no vuelva a aparecer.