Los seguros de vida están diseñados para cualquier persona que quiera asegurar su bienestar y el de su familia en caso de que suceda un imprevisto. Los que lo contratan sobre todo buscan de la tranquilidad de que sus seres queridos no se queden desamparados.

Aunque en los últimos años la contratación de este tipo de pólizas ha empezado a igualarse entre hombres y mujeres, son los varones los que mayoritariamente más lo contratan.

Según los datos de UNESPA del 2018, los hombres representaban el 56% de los asegurados. Además, son quienes apuestan más por un mayor nivel de protección “entendiendo que la protección es el capital contratado que se recibirá cuando ocurra el evento previsto en la póliza -sea la muerte, o la jubilación- “.

Por otro lado, en cuanto a las cantidades, mientras que los hombres aseguran, de media, 42.676 euros, las mujeres suelen contratar pólizas más bajas con una media de 34.348 euros.

Hasta ahora uno de los hitos en la vida que hacían replantearse a las personas la contratación de un seguro de vida eran el matrimonio y los hijos, porque lo que históricamente en una mayoritaria apuesta de los casados por este tipo de seguros. Sin embargo, en los últimos años esta realidad ha cambiado: el porcentaje de solteros y casados que se aseguran es cada vez más similar, 37% y 43% respectivamente.

En cuanto al nivel de protección, los datos se invierten. Un ejemplo de ello es lo referente al capital que aseguran los solteros en caso de un seguro de vida-riesgo, es decir, aquel que te protege frente a una fatalidad, vemos que de media llega a los 56.000 euros mientras en el caso de los casados la media es de 44.000 euros.

¿Qué edad tienen los asegurados?

Frente a lo que puedas pensar, la realizad es que no es la gente mayor la que más asegura sus vidas. Según los datos del estudio recopilados por UNESPA, casi uno de cada cinco clientes de seguros tiene menos de 34 años. Y sólo mirando por debajo de los 44 nos encontramos a un poquito más de la mitad.

Estos datos lo que revelan es que se puede ser comprador de seguro de vida en cualquier circunstancia, no importa el sexo, la condición personal o la edad.

Como es el seguro de vida

El seguro de vida es un contrato por el cual una de las partes (asegurador) se obliga, mediante el cobro de la prima estipulada y pagada por el tomador del seguro, a satisfacer al beneficiario un capital, una renta y otras prestaciones convenidas, en caso de muerte del asegurado, supervivencia o ambos eventos conjuntamente. Además, el seguro de vida cubre el hecho de que el asegurado sufra un accidente corporal.

La función del seguro de vida también es resarcir al propio asegurado o a sus beneficiarios de las consecuencias económicas desfavorables que todo accidente y sus lesiones ocasiona.

No se puede contratar un seguro para el caso de fallecimiento para menores de 14 años de edad o incapacitados.

Con carácter general en los seguros para el caso de muerte, si son distintas las personas del tomador y el asegurado será preciso el consentimiento del asegurado por escrito.

Según la Ley de Contrato de Seguro en su artículo 83, establece que los seguros sobre la vida pueden estipularse sobre la vida propia o la de un tercero. En los seguros para caso de muerte, si el asegurado y el tomador no son la misma persona, será preciso el consentimiento de este.

No se pueden contratar seguros de vida para menores de 14 años o incapacitados legalmente.

Si necesitas un seguro de vida, no dudes en contactar con nosotros.