El próximo miércoles 11 de abril se celebra el Día Mundial del Parkinson para concienciar a la población sobre los síntomas de esta enfermedad que se calcula afecta a unos 160.000 españoles, de los cuales más de un 18% está sin diagnosticar.

Antes de nada, debes saber que el Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a la parte del cerebro encargada de generar la dopamina, químico necesario para el correcto funcionamiento del sistema nervioso central y los movimientos musculares. Como comentábamos, la mayoría de casos se da en personas mayores de 50 años, pero también puede manifestarse en jóvenes por transmisión hereditaria. Hoy vamos a explicarte los síntomas más comunes para poder reconocer esta enfermedad y comenzar a tratarla cuanto antes.

  • Temblor. Es el síntoma que caracteriza al Parkinson puesto que se manifiesta en casi el 100% de los casos, pero no es el único. Si notas temblores en los dedos, las manos, el mentón o los labios, consulta con tu médico.
  • Hipofonía. Se trata de la dificultad para hablar que sufren las personas por su bajo timbre y la claridad de la voz.
  • Dificultad al caminar o moverse. Debido a la rigidez muscular de brazos y piernas, caminar o correr se vuelve más complicado de lo habitual.
  • Letra pequeña. La micrografía es otro de los síntomas característicos del Parkinson. La letra de las personas afectadas por esta enfermedad se vuelve cada vez más pequeña e ilegible.
  • Hiponimia. La falta de expresión facial, junto con la disminución del parpadeo son dos signos propios de las personas con Parkinson.
  • Sialorrea. Es la excesiva producción de saliva y es uno de esos signos que puede ser clave para un diagnóstico precoz.

Estos son solo algunos de los síntomas que pueden presentar los afectados por el Parkinson, pero es importante que sepas que, en contra de lo que se cree, cada paciente puede manifestar la enfermedad de forma distinta. Lo más importante es conocer las señales y ponerte en manos de profesionales si te identificas con alguna de ellas.