Hero banner

Ayuda

¿Qué es la garantía de Responsabilidad Civil Voluntaria?

¿Sabes en qué se diferencia de la Responsabilidad Civil Obligatoria?

Los seguros de coche que actualmente se pueden encontrar en el mercado, tienen tantas variaciones y particularidades como se les quiera añadir. Por ello, es conveniente diferenciar entre unos tipos y otros, ya que tarde o temprano tendremos que contratar un seguro de coche o, si ya tenemos uno, enfrentarnos a una situación desagradable. Es en momentos como estos cuando nos damos cuenta que deberíamos haber estudiado bien las coberturas de nuestro seguro, para saber hasta qué punto nuestra póliza puede ayudarnos dependiendo cada caso. En este artículo tratamos de profundizar un poco más en el mundo de las pólizas de coche. Hablaremos sobre la garantía de Responsabilidad Civil voluntaria, pero antes debemos conocer qué es el seguro de Responsabilidad Civil obligatorio.

Como muchos de vosotros ya sabréis, el seguro de Responsabilidad Civil obligatorio es el único seguro de coche que se necesita de forma imperativa para poder circular por las carreteras españolas, además de los papeles del coche, matrícula del vehículo y carné de conducir. Además, las coberturas del seguro de Responsabilidad Civil obligatorio también están vigentes en el Espacio Económico Europeo y territorios adheridos al Convenio Multilateral de Garantía. Por tanto, podremos conducir por Europa con total tranquilidad. 

El seguro de Responsabilidad Civil es el encargado de indemnizar por daños y perjuicios a aquellas personas que hayan formado parte de un siniestro ocasionado por el tomador de la póliza, en la mayoría de casos el conductor y/o propietario del vehículo. Se trata de una protección ajena al titular de la póliza, de ahí que sea obligatoria y penalizada por la ley en caso de no tenerla. 

Por ejemplo, si un vehículo tiene un golpe en un semáforo con otro coche a causa de no haber frenado, será el seguro de Responsabilidad Civil del coche que ha ocasionado el golpe el encargado de indemnizar, si fuera necesario, a los ocupantes y de arreglar el vehículo siniestrado. Ahora bien, el siniestro no tiene por qué ser entre vehículos o viandantes, también puede darse, por ejemplo, en una vivienda que cause daños a fachada, puertas o cualquier otro elemento. 

Una vez hemos aclarado todo lo necesario sobre el seguro de Responsabilidad Civil obligatorio, nos preguntamos:

 ¿Qué es la garantía de Responsabilidad Civil voluntaria? 

Se trata, ni más ni menos, de un añadido al seguro de Responsabilidad Civil obligatorio. Una ampliación de las coberturas por deseo expreso del tomador del seguro. Esto puede variar en función de la compañía de seguros elegida o del tipo de seguro de coche, así como de las características del vehículo o hábitos de conducción del tomador del seguro, por eso es conveniente comparar toda la oferta de seguros de coche que hay en el mercado antes de decantarse por una opción u otra. 

El seguro obligatorio, o seguro a terceros, cubre los daños que el vehículo cause a los terceros perjudicados, pero siempre hasta un cierto límite. En los casos en los que se exceda ese límite, el tomador del seguro y conductor responsable del siniestro tendrá que hacer frente al exceso de indemnización fijada con su patrimonio, es decir, tendrá que añadir de su bolsillo el excedente económico. Con el fin de evitar este tipo de situaciones, las compañías de seguros ofrecen la posibilidad de contratar un seguro de Responsabilidad Civil voluntario, que amplía la cobertura de la indemnización del seguro obligatorio.

¿Qué cubre la garantía de Responsabilidad Civil voluntaria? 

Esta garantía cubre, dentro de unos límites acordados previamente en el momento de la contratación, las indemnizaciones que superen el límite de la Responsabilidad Civil obligatoria, e incluso puede ampliar las garantías recogidas en el seguro obligatorio. 

Un ejemplo sería el de los daños ocasionados por objetos transportados por el vehículo asegurado, siempre y cuando sea un vehículo particular. En el caso de los vehículos de transportes, la legislación y los tipos de seguros necesarios son diferentes.  

Algunas de las coberturas de la garantía de Responsabilidad Civil voluntaria están relacionadas con conceptos como la garantía de defensa penal, fianzas y reclamaciones varias (Seguro de Protección Jurídica del Automovilista). 

¿Qué excluye la garantía de Responsabilidad Civil voluntaria? 

Al igual que aporta unas garantías añadidas al seguro de Responsabilidad Civil obligatorio, también hay unas exclusiones que es conveniente mencionar porque si estas garantías pudieran ampliarse sin límite, ya estaríamos hablando de otra tipología de seguros de coche más sofisticado y completo como, por ejemplo, el seguro de coche con coberturas ampliadas o el seguro a todo riesgo. Por tanto, la garantía de Responsabilidad Civil obligatoria excluye aspectos como los siguientes: 

  • Responsabilidad por daños causados a objetos transportados en el vehículo asegurado. Sí se haría cargo de los daños ocasionados a terceros, pero no del coche que figura en la póliza. 
  • Responsabilidad Civil Contractual.
  • Responsabilidad derivada de los daños o lesiones causados en un accidente fortuito a las personas transportadas en el vehículo accidentado, cuando se trate de un vehículo no autorizado para el transporte de personas. Por ejemplo, un vehículo pick up no puede transportar personas en su caja trasera, ya que es para mercancía u otros objetos. En caso de transportar personas, si hubiera un accidente, el seguro no se haría responsable de los daños. 
  • Multas, sanciones económicas y costes impuestos por los tribunales. Otras pólizas como los seguros de coche a todo riesgo, sí ofrecen coberturas relacionadas con este tipo de necesidades. Parece una obviedad, pero a veces se nos olvida lo importante que es la asistencia legal en términos de accidentes y situaciones complejas. 

Por último, la garantía de Responsabilidad Civil voluntaria tampoco se hace cargo de los daños sufridos por todas aquellas personas que no tienen la condición de tercero, aun cuando pudieran resultar perjudicados:

  • El tomador del seguro que suele coincidir en la misma persona con la figura del conductor y, a su vez, propietario del vehículo.
  • Cónyuge, ascendientes o descendientes legítimos, naturales o adoptivos de las personas, cuya responsabilidad civil quede cubierta por la póliza.
  • Si el asegurado es una persona jurídica, sus legítimos representantes, sus cónyuges y/o familiares.
  • Empleados de quienes tienen su Responsabilidad Civil cubierta en siniestros reconocidos como accidentes de trabajo.

A grandes rasgos, hemos recogido todo lo que debes saber sobre esta garantía opcional. Si te interesa, nuestros asesores estarán encantados de ayudarte en nuestras oficinas, por teléfono o a través de la página web de El Corte Inglés Seguros.