Hero banner

Ayuda

¿Qué cubre el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil de automóvil?

 En España, al igual que en el resto de la Unión Europea, desde el momento en el que un vehículo es matriculado debe disponer de un seguro de responsabilidad civil de carácter obligatorio para poder circular conforme a la normativa vigente, que no es otra que la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor. En ese sentido, conviene tener claro que la obligación de contar con el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil recae en el propietario del coche; es decir, sobre la persona que figura como titular del vehículo en el permiso de circulación. Cualquier otra cobertura en el seguro de coche es opcional y será el cliente quien decida incorporarla o no a su póliza, con su correspondiente reflejo en la prima final.

¿Qué cubre el Seguro Obligatorio?

Una vez explicado el componente obligatorio de este seguro, que impone la normativa vigente para poder circular con un vehículo en España y, por extensión, en la Unión Europea, se debe tener presente qué es lo que cubre. Pues bien, esta modalidad de seguro de coche incluye como cobertura básica la responsabilidad civil, que tiene como objetivo cubrir, en caso de sufrir un siniestro, los daños causados por el vehículo asegurado tanto a terceras personas como a su patrimonio. De hecho, al contratar esta modalidad, conocida de manera popular como “seguro a terceros”, la aseguradora asume el coste de las indemnizaciones que se deben pagar a terceras personas, si se ha sido responsable de un accidente de tráfico, ya sea por haberles provocado daños corporales (de carácter físico) o materiales (en su patrimonio). Por lo tanto, su cobertura principal es cubrir daños a terceros durante la circulación con vehículos a motor. Y, por consiguiente, en ningún caso, el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil se hará cargo de los daños propios ocasionados al vehículo objeto del seguro, ni de los daños sufridos por el conductor del mismo (aunque si cubrirá los causados a los ocupantes del mismo), en caso de estar involucrado en un siniestro en el que conductor o el propietario hayan sido los causantes del mismo.

Asimismo, también conviene tener en cuenta que, dado el carácter obligatorio de este seguro, si el vehículo no cuenta con el mencionado seguro en vigor, las consecuencias a las que se expone su propietario pueden ser graves. Desde sanciones económicas, que pueden ascender hasta los 3.000 euros, pasando por la retirada e inmovilización del vehículo, hasta tener que asumir los daños corporales y materiales causados en caso de sufrir un accidente.

¿Tienen límite las indemnizaciones asumidas por el Seguro Obligatorio?

Según lo establecido por la normativa vigente en España al respecto, desde el 1 de enero de 2008, fecha en la que entró en vigor la V Directiva Europea de Autos (aprobada por la Ley 21/2007), el límite por siniestro en las indemnizaciones asumidas por las aseguradoras con relación al Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil se incrementó de manera sustancial. Así, en la actualidad, el límite se sitúa en 70 millones de euros por siniestro, si concurren daños corporales en el mismo, independientemente del número de víctimas, y en 15 millones de euros por siniestro, para daños de carácter material. De hecho, hasta el 1 de enero de 2008, el límite de las indemnizaciones por siniestro asumidas por el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil se encontraba en 350.000 euros, si se  trataba de daños corporales, y de 100.000 euros, si eran daños materiales.

De este modo, en el caso de que la indemnización superara los límites máximos exigidos por ley, el Seguro Voluntario de Responsabilidad Civil asumía la cantidad que excedía el límite marcado; debido a los bajos límites establecidos, los clientes, poco menos, que estaban obligados a contar con la misma de igual forma. Esta última circunstancia mencionada también podría darse en la actualidad pero, debido al elevado aumento de los límites de las indemnizaciones que supuso la entrada en vigor de la V Directiva Europea de Autos en 2008, tiene menos posibilidades de converger. En ese sentido, cabe apuntar que, además de en la mencionada coyuntura, el Seguro Voluntario de Responsabilidad Civil se hará cargo de los daños a terceros causados por el vehículo cuando este no este circulando; aunque, en los últimos años, la jurisprudencia acerca de esta situación en concreto ha ido evolucionando y diversas sentencias contemplan, por ejemplo, los daños ocasionados por el incendio de un coche como un acto propio de la circulación, con lo que estaría cubierto por el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.