Diccionario de seguros

Edad actuarial

El Diccionario de la Real Academia Española define actuarial como aquello que pertenece o es relativo al actuario de seguros o a las funciones que desempeña. Pero ¿sabemos qué es exactamente un actuario de seguros? El mismo diccionario lo define como una persona diestra para los cálculos matemáticos y estadísticos, los conceptos financieros y jurídicos que conciernan a los seguros y al régimen de estos, y que asesora a las entidades aseguradoras, sirviendo también como perito en sus operaciones.

Realmente, a pesar de que todo parece indicar que la edad actuarial es una forma de medir la edad que se utiliza en el ámbito de los seguros, lo cierto es que ninguna de estas dos definiciones nos aclara en realidad qué se entiende exactamente por este término. 

Consultando el diccionario panhispánico del español jurídico, obtenemos una respuesta. Edad actuarial es la edad de la persona asegurada, en el seguro de vida, recogida desde el cumpleaños que esté más próximo a la fecha de efecto de su póliza, a efectos de tarificar el riesgo. Es decir, que la edad actuarial no siempre tiene que coincidir con la edad real del asegurado, ya que se es calculada teniendo en cuenta el cumpleaños más cercano, se haya cumplido o no esa edad.

Por ejemplo, si la persona asegurada cumple los años en el mes de junio y el contrato de seguro se firma en el mes de abril anterior, se tomará la edad del próximo cumpleaños, aunque todavía no haya llegado, es decir, la del mes de junio siguiente, ya que está más cerca de la fecha en que se está contratando el seguro. 

En cambio, si la persona asegurada cumple los años en el mismo mes de junio, pero firma la póliza en el mes de septiembre siguiente, se considerará como la edad actuarial la que cumplió el mes de junio inmediatamente anterior por estar más cercano que el mes de junio siguiente.

La edad actuarial se utiliza en los seguros de vida como una herramienta para calcular la prima de la póliza. En base a la edad actuarial (y a otros muchos factores, entre ellos, los hábitos de vida o el estado de salud) se calcula el riesgo que supone asegurar a una persona para la compañía de seguros y en base a ese riesgo se calcula la prima a la hora de firmar el contrato. Teniendo en cuenta los mismos criterios se recalculará la prima en los años siguientes.

Además, la edad actuarial también sirve como referencia a la hora de establecer la edad límite para la contratación de un seguro de vida o también para establecer el momento en que el seguro deja de tener vigencia. Por ejemplo, cuando el asegurado cumple 70 años de manera real, la compañía de seguros entiende que los ha cumplido seis meses antes y que los tendrá durante seis meses más desde su fecha de cumpleaños real.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.