Company Banner

Diccionario de seguros

Máximo de cobertura

El máximo de cobertura es la cantidad máxima que la entidad aseguradora abonará al asegurado en el caso de que ocurra un siniestro. 

Dado que la mayoría de las pólizas de seguro se contratan con un número de coberturas, es muy posible que podamos encontrar en nuestra póliza de seguro de hogar, por ejemplo, tantos máximos como coberturas hayamos incluido, es decir, la póliza de seguro de hogar puede reflejar un máximo de cobertura que se dirija a los daños por robo, o un máximo de cobertura que se especifique para los daños sufridos tras un incendio. 

Asimismo, en las pólizas de los seguros de coche, es habitual encontrar máximos de cobertura que se apliquen a diferentes situaciones. Un ejemplo podría ser el caso de un coche que es declarado siniestro total, ya que el arreglo del mismo supera el valor actual de mercado del coche. En este caso, el máximo de cobertura, la cantidad máxima que el asegurado recibirá tras haber sufrido un siniestro, podrá ser ese valor actual de mercado del coche siniestrado. 

Estos máximos de cobertura deben aparecer especificados en las pólizas de seguro que firmemos, de manera que sean conocidos por cada asegurado a la hora de reclamar la indemnización a la que se tiene derecho tras un siniestro. 

La determinación de estos máximos de cobertura depende del tipo de póliza de seguro que estemos contratando; en el caso de las pólizas de los seguros de coche, existen unos mínimos que han sido señalados por cada Estado y que son los que se dirigen a cubrir la responsabilidad civil de cada conductor. El tomador del seguro tiene la posibilidad de aumentar la cantidad prevista en este caso, de acuerdo a sus circunstancias personales, pero al tiempo que aumenta dicha cantidad, aumentará también la prima que deba pagar. 

En otras pólizas, como las de los seguros de hogar, siempre que tengan la opción al ser pólizas abiertas, el tomador del seguro puede elegir la cuantía que su póliza mostrará como máximo de cobertura. A la hora de elegir este máximo el tomador del seguro debería tener en cuenta cuál considera que es el valor de los bienes que tiene en su vivienda, o en cuánto considera que podría situarse la cantidad necesaria para una reparación tras un siniestro. El máximo de cobertura que elija el tomador del seguro determinará, como decíamos antes, la cuantía que deba pagar en concepto de prima de su seguro. 

En ocasiones, tanto en el caso de que el asegurado haya decidido estos máximos de cobertura, como cuando son impuestos por la entidad aseguradora en base a determinados supuestos, puede darse el caso de que dichos máximos resulten insuficientes para cubrir el total del gasto originado tras un siniestro. Es importante por tanto tener muy en cuenta esta posibilidad cuando se nos da la opción de fijar estos máximos.