Company Banner

Diccionario de seguros

Metálico

En términos económicos, el metálico es el dinero que se utiliza para realizar pagos en efectivo. Consiste en monedas o “papel moneda” (billetes) que se utilizan de manera física para realizar un pago en cualquier establecimiento o para realizar pagos por servicios.

Dado que se trata de dinero físico que llevamos siempre encima o guardamos en casa, normalmente no se encuentra contabilizado en ninguna cuenta bancaria ni en ninguna otra entidad financiera.

Cada país o grupo de países acuña su propia moneda de curso legal, la cual será la moneda oficial aceptada para realizar pagos dentro de sus fronteras. También se puede pagar con una moneda extranjera, siempre y cuando el país lo acepte. Si en el país que nos encontramos solo se puede pagar con la moneda oficial, deberemos recurrir a un establecimiento de cambio de divisas, donde podremos cambiar la moneda extranjera por la oficial al tipo de cambio estipulado por los mercados.

Una divisa es precisamente la manera de llamar a una moneda extranjera dentro de otro país. Si por ejemplo estamos en Europa, donde la moneda oficial es el Euro, en cualquiera de estos países se considerará una divisa el dólar estadounidense o el yuan chino.

En muchas ocasiones, para comerciar con otros países, los estados tienen que adquirir divisas extranjeras para realizar las inversiones en esos lugares. La cantidad de compras y ventas de las divisas determinan su valor con respecto a otras y marcan su precio en los mercados.

Según la mayor parte de historiadores, los orígenes del dinero en efectivo suelen situarse en China, donde se acuñaban monedas de madera que eran bastante fáciles de copiar y se originó la primera situación de inflación de la historia. También se conoce el caso de Mesopotamia, en el 3.000 a.C., donde ya se usaban bloques de plata como una cuasi moneda para el comercio de bienes. Más tarde en la antigua Grecia se acuñaron monedas de metal para dificultar su copia, dando lugar así a la primera moneda estandarizada de curso legal.

Cuando las sociedades fueron evolucionando y haciéndose más numerosas, estas eligieron algunos metales preciosos como el oro, la plata o el cobre para establecerlos como dinero. Al principio solamente llevaban un sello que indicaba su pureza y peso, y más tarde se troquelaban para evitar fraudes.

En la actualidad el sistema monetario se basa principalmente en el patrón oro, que rige el sistema monetario internacional, y que es un sistema por el cual se determina el valor de la unidad monetaria según una cantidad concreta de oro. Esto significa que las monedas o billetes pueden ser intercambiadas al emisor de la divisa por la cantidad de oro que representan. También existe y es usado el patrón bimetálico, que sería el respaldo de la moneda por una fracción de oro y otra de plata.

Relacionado con el tema de los seguros, el dinero en metálico no suele ser considerado una fuente válida para realizar los pagos de las primas. De manera general, cuando tenemos que pagar la cuota del seguro de coche, de hogar, de vida, etc., lo hacemos a través de la domiciliación bancaria, ya que esto hará más cómodo el pago y garantizará su posible renovación al acabar su vigencia.