Company Banner

Diccionario de seguros

Prima fraccionada

La prima fraccionada es una ventaja que el tomador del seguro puede recibir por parte de la entidad aseguradora, de manera que aunque el cálculo de la prima se realice por períodos de un año, al cliente se le ofrece la oportunidad de dividir los pagos de dicha prima en plazos inferiores, ya sean mensuales, trimestrales, o semestrales.

Se trata en definitiva de una ventaja que ofrecen las entidades aseguradoras para que el pago de la prima del seguro resulte más fácil al tomador del seguro. De esta manera, facilitando los pagos de la prima, las entidades tienen asimismo la posibilidad de ofrecer coberturas más amplias. 

Es importante saber que, aunque se divida el pago de la prima en varios meses o trimestres, la mayoría de los seguros se suscriben por un plazo anual, y el hecho de fraccionar la prima no conlleva el fraccionamiento del seguro. En estos seguros, una vez establecidos los plazos de pago de la prima, en la periodicidad elegida el tomador debe cumplir con estos pagos incluso si desapareciese el objeto que motiva el contrato de seguro.

Imaginemos un seguro de moto con una prima determinada y con una validez anual, pero que la entidad ofrece pagar en cuotas trimestrales, para favorecer el pago de esta prima. En el caso de que la moto sufriese un siniestro a mitad del año que la llevase a ser declarada siniestro total y no se pudiera hacer nada por mantenerla, el seguro deberá seguir siendo pagado, ya que la vigencia del contrato es anual. 

Es interesante también diferenciar la prima fraccionada de la prima fraccionaria, y asimismo, de la prima única. 

La prima única es aquella que se paga en un solo pago. Es un formato tan habitual como la prima fraccionada, al que acudimos cuando decidimos no demorar el pago hasta meses siguientes. 

La prima fraccionaria es la que se calcula para periodos de tiempo menores de un año, siendo estos periodos aquellos durante los cuales va a tener vigencia el seguro contratado. 

Pongamos por ejemplo un seguro de viaje, que se contrata al objeto de proteger al tomador del seguro de los diferentes siniestros que pudieran ocasionar problemas durante el viaje, como la pérdida de un vuelo, la pérdida del equipaje por parte de la compañía, etcétera. El contrato de seguro se establece con una vigencia que cubre el tiempo del viaje, y finaliza con el fin del viaje, por lo que en este caso podemos hablar de una prima fraccionaria, y probablemente también de una prima única, que abonaremos en un solo pago. 

En ocasiones, las entidades aseguradoras no ofrecen la posibilidad de fraccionar la prima, mientras que en otras ocasiones podemos ver que si bien tenemos esa opción, si optamos por un pago único hay entidades que ofrecen un descuento en dicha prima. 

Como siempre decimos, es importante conocer y comparar las condiciones particulares de las diferentes compañías aseguradoras a la hora de elegir el mejor seguro.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento