Company Banner

Diccionario de seguros

Prima de renovación

En el ámbito de los seguros, una prima de renovación consiste en el importe del coste económico que pide la aseguradora a cambio de renovar por un año más las coberturas de la póliza.

La inmensa mayoría de pólizas tienen un año de vigencia y son renovables (como por ejemplo los seguros de coche o de hogar), por lo que tras llegar el vencimiento del seguro, de manera automática (si ninguna de las partes avisa a la otra de lo contrario), la póliza se renovará por un año más. Las aseguradoras no suelen avisar del importe de renovación de la póliza, y la ley no les obliga a ello, excepto que aumente en gran medida la prima (alrededor de un 30%), donde el asegurado podrá rescindir el contrato, aunque esté fuera del plazo legal de un mes de preaviso.

Cuando las condiciones de la renovación de la póliza varían bastante y la compañía decide no renovarla o decide aumentar la prima en exceso, deberá comunicárselo al asegurado con dos meses de antelación al vencimiento, para que éste tenga tiempo de sopesar la situación y elegir si renueva con las nuevas condiciones de la compañía o si se marcha a otra. 

En caso de ser el asegurado quien no desea continuar con la compañía actual y no renovar la póliza, deberá informar a la aseguradora con un mes de preaviso antes de su vencimiento. Esta notificación deberá hacerse por carta a través de correo certificado, garantizando así la entrega al destinatario correcto. Tras realizar la notificación a la compañía y guardar el acuse de recibo, el asegurado podrá demostrar en el futuro que avisó de su intención de no renovar la póliza.

Una prima de renovación de seguro puede pagarse de una sola vez o fragmentarse en varios pagos:

  • Pago Anual (un solo pago al renovar la póliza, que mantendrá la vigencia del contrato durante un año más)
  • Pago Semestral (consiste en dos pagos, el primero al renovar la póliza y el segundo seis meses después)
  • Pago Trimestral (en este caso se realizan cuatro pagos al año, uno cada tres meses desde la renovación de la póliza)
  • Pago Bimestral (este pago es el resultado de fragmentar la prima en seis recibos que se irán abonando cada dos meses)
  • Pago Mensual (es una de las opciones de pago más comunes, y consiste en realizar doce pagos durante el año de vigencia de la póliza sucediéndose mes a mes)

Los tipos de prima más comunes son:

  • Prima Pura: es aquella prima comercial o bruta que se saca a través de un cálculo de probabilidades y determina el importe económico que percibirá la compañía por asumir el riesgo del seguro.
  • Prima Ascendente o Natural: es aquella prima que se vuelve a calcular año a año y aumenta con el paso de la edad del asegurado. Un ejemplo muy claro de prima ascendente o natural serían los seguros de vida, en los que cuantos más años tenga el asegurado, más aumentarán las probabilidades de que sufra enfermedades graves o incluso el fallecimiento, por lo que las compañías aumentarán un poco la prima cada año.