Company Banner

Diccionario de seguros

Proyecto de seguro

Un proyecto es, según el Diccionario panhispánico del español jurídico, el primer plan o esquema de cualquier trabajo que normalmente se hace como prueba antes de realizar el definitivo.

Por lo tanto, un proyecto de seguro sería aquel primer documento a modo de estudio que elabora la compañía de seguros sobre un posible candidato a suscribir un seguro. En dicho documento se incluirían datos clave del asegurado y para el cálculo de la prima, como el nivel de riesgo que supone el posible asegurado para la entidad aseguradora. Este riesgo variará en función del tipo de seguro. Por ejemplo, si es un seguro de salud o vida influirá en gran medida la edad y el sexo del asegurado, ya que las aseguradoras tienen parámetros diferentes para el cálculo de unos u otros. En cambio, para un seguro de coche o de hogar, dependerá del estado del bien que se quiere asegurar, la antigüedad, etc.

Además, según la póliza por la que el posible asegurado muestre interés, se incluirán unas coberturas u otras en las condiciones de esta, ya que dependiendo del nivel de cobertura que requiera el futuro asegurado, variará también el nivel de riesgo que adquiere la aseguradora y con él, el precio de la póliza. Además, en el proyecto se incluirán también los gastos derivados de la póliza, como son los gastos administrativos de la propia compañía, que siempre se imputan en un porcentaje al tomador del seguro en mayor o menor medida, que dependen de cada entidad y que se ven reflejados en la cuantía económica final de la prima.

Finalmente, en este proyecto de seguro se incluirán las condiciones económicas de la póliza, que es la prima o cantidad económica que el futuro asegurado deberá abonar por disfrutar de las coberturas de esa póliza o seguro. Además, también se dejará estipulado el modo de pago de la póliza, bien anual, que suele ser lo normal en los seguros de coche, hogar o vida; o bien mensual, que, por lo general, es lo que se suele hacer en los seguros de salud.

Cuando el proyecto de seguro está elaborado, la compañía aseguradora lo envía al futuro asegurado para su aprobación. En caso de que esté de acuerdo y muestre expresamente su conformidad, se procederá a la emisión oficial de la póliza final.

Por ejemplo, en el caso de un seguro de hogar, en el proyecto de seguro se constatarán las características de la vivienda, si es unifamiliar o un piso, si está dentro de una comunidad o no y el municipio en el que se halla. Además, se valorará lo que vale el continente, es decir, la vivienda en sí misma, con lo que se obtendría la cifra por la que se asegurará esta parte; y, se constatará lo que valen los objetos que hay en el interior para proceder al cálculo de la cantidad por la que aseguraremos el contenido. A partir de ahí, el tomador del seguro podrá añadir o eliminar las coberturas que desea tener contratadas. Con toda esa información la aseguradora podrá elaborar el proyecto de seguro que incluirá todo el condicionado y con el que, si el tomador está de acuerdo, se realizará la póliza final.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento