Company Banner

Diccionario de seguros

Regla proporcional

Desgranando el término regla proporcional, la Real Academia de la Lengua Española define regla -entre otras acepciones- como un conjunto de operaciones que hay que realizar para llegar a una deducción correcta, o como el modo a seguir para realizar una operación. En el caso de proporcional o proporción, lo describe como la parte correspondiente de las partes de un todo.

La Ley 50/1980 de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, en su Título II, en relación con el seguro contra daños, en la sección primera, disposiciones generales, recoge en su artículo treinta, que si en el momento en el que se produce el siniestro la suma que hubiera asegurada en la póliza del seguro fuera inferior al valor real en posesión del asegurado, la compañía aseguradora indemnizará el daño en la misma proporción. También establece que ambas partes, de común acuerdo podrán excluir la aplicación de la regla proporcional. 

Donde más habitualmente se puede producir la aplicación de la regla proporcional, dentro de los seguros familiares, es en el seguro de hogar, ya que normalmente la compañía aseguradora no envía un perito para cotejar los capitales de continente y contenido de la vivienda, y la póliza se suele realizar en función a una estimación que calcula el asegurado. 

Con un ejemplo visualizaremos de manera más clara cómo se aplica la regla proporcional. Por ejemplo, contrato un seguro de hogar con una compañía y declaro que tengo en total en contenido o mobiliario quince mil euros, pero realmente el total de contenido de mi casa son treinta mil euros. Se produce un siniestro en mi vivienda en el que el daño ocasionado supone una indemnización de dos mil euros. El perito de la compañía aseguradora, cuando determina la indemnización, comprobará si todos los datos de la póliza concuerdan con el valor que debería estar asegurado, y determinará que el valor asegurado, es un cincuenta por ciento inferior al valor del contenido que debería estar asegurado. Es en este momento cuando la compañía aseguradora aplicará la regla proporcional, y reducirá la indemnización, en la misma proporción que se haya asegurado de menos el contenido. Es decir, en este caso que se ha asegurado el contenido por la mitad de lo que realmente poseemos de mobiliario, la indemnización se va a reducir en un cincuenta por ciento. Por lo tanto en lugar de darnos una indemnización de dos mil euros, nos corresponderá una indemnización de mil euros. 

Algunas pólizas de hogar reflejan dentro de sus condiciones generales si permiten alguna proporción para no aplicar esta regla proporcional, pero la mejor forma de asegurarnos de que estamos realizando el contrato del seguro correctamente, es realizar la contratación a través de una correduría de seguros, y dejarnos guiar por los consejos de uno de sus asesores, dado que siguen fórmulas y tienen formas de ayudarnos a calcular correctamente tanto el contenido total de nuestra vivienda como el propio continente, y es que la regla proporcional se puede aplicar tanto si están incorrectamente declarados los capitales que determinan el valor de la construcción, como si lo están los capitales de mobiliario y enseres.