Company Banner

Diccionario de seguros

Tomador

El tomador del seguro es aquel que contrata el seguro con la compañía aseguradora. Su firma en la póliza de seguro es condición necesaria para la activación de la misma, y supone la asunción de las obligaciones impuestas por dicho contrato, entre otras, el pago de la prima correspondiente. 

En el caso de los seguros individuales, es habitual que el tomador del seguro sea además el asegurado, quedando contratado así el seguro para sí mismo. Otras veces, las figuras del tomador y del asegurado no coinciden, ya que el contratante no es la persona a quien el seguro protege de forma efectiva. Este es un caso habitual de los seguros colectivos, contratados en muchas ocasiones por las compañías como un beneficio para sus empleados. 

En el caso de los seguros de vida, pueden coincidir las figuras del tomador y del asegurado, pero el beneficiario será quien reciba la indemnización cuando se produzca el fallecimiento del asegurado. 

Al tomador del seguro le corresponde la obligación del pago de la prima, pero también tiene derechos que nacen con la firma del contrato de seguro. El tomador tiene la capacidad de renovar, interrumpir y modificar el seguro contratado, siempre de acuerdo a los plazos establecidos, y a las condiciones estipuladas en el contrato de seguro. Condiciones como el fraccionamiento de las primas siempre que se encuentre entre las posibilidades de la póliza, o el domicilio de cobro de las mismas se encuentran entre aquellas capacidades de cambio que recaen en la figura del tomador. 

Es importante saber también que entre los derechos que tiene el tomador se encuentra el acceso a toda la información necesaria acerca del alcance de las coberturas que va a contratar, y es deber de la entidad aseguradora proporcionar este acceso a la información de manera completa, de manera que cuando el tomador decida la contratación del seguro haya tenido a su alcance toda la información disponible sobre el contrato que va a suscribir. 

Otra de las obligaciones del tomador de un seguro es el deber de información de que ha ocurrido un siniestro, así como el deber de poner todos los medios de los que disponga para evitar que ocurra el siniestro en el futuro, así como para rebajar las consecuencias del siniestro acontecido.

Es posible decir por tanto que la figura del tomador del seguro es posiblemente la más importante dentro del contrato de seguro, ya que se puede configurar no solo como contratante, sino también como responsable de la designación de los asegurados, cuando esta figura no recae sobre él mismo, así como de la designación de los beneficiarios. 

Es importante saber que también puede recoger las tres figuras en sí mismo, siendo así tomador, asegurado y beneficiario del contrato de seguro. De hecho, en los seguros de accidente lo habitual es que el tomador sea asimismo el asegurado y el beneficiario que recibirá la indemnización contratada. 

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento