¿Qué es el seguro de amortización de préstamos?

¿Qué es el seguro de amortización de préstamos? Pólizas

Si tienes un préstamo de cualquier tipo con alguna entidad bancaria, este artículo te interesa.

En la actualidad, es muy complicado poder pagar grandes sumas de dinero de una sola vez. En estos tiempos convulsos que vivimos el ahorro es cuestión de hacer malabarismos con cada céntimo que entra en las casas y cuando logramos reunir algo de dinero siempre pensamos en el futuro y los ‘por si acaso’. Por esto lo más común es que, para poder comprar cualquier bien un poco más costoso económicamente, como una vivienda o incluso un coche, acudamos a una entidad bancaria para adquirir un préstamo que nos permita pagar dicho bien e ir devolviendo el dinero al banco poco a poco a lo largo del tiempo.

Y es aquí donde surge el seguro de amortización de préstamo: un seguro que, normalmente, nos anima a contratar la entidad bancaria con ellos para asegurarse el cobro del dinero de nuestro préstamo en caso de que nosotros no pudiéramos pagarlo por alguna circunstancia, que suele ser por invalidez o por la muerte del contratante. Hay que pensar que contratar un seguro de este tipo tiene su lógica, ya que, por ejemplo, un préstamo hipotecario se extiende a lo largo de muchos años de la vida del titular, por lo que no es descabellado optar por un seguro que cubra la deuda en caso de muerte o invalidez.

Sin embargo, debemos dejar claro que, de acuerdo con la normativa vigente, no es obligatorio contratar ningún tipo de seguro que cubra la cantidad pendiente de un préstamo hipotecario o de cualquier otro tipo. Si bien es recomendable hacerlo ya que, en caso de fallecimiento del titular del préstamo, los herederos también lo serían de las deudas y, por lo tanto, de ese préstamo en cuestión.

Por lo tanto, el objetivo de este tipo de seguros es doble: por un lado, liberar de la deuda a nuestros herederos y, por otro, que el banco cobre su deuda sin problemas.

Entonces, seguro de amortización de préstamo, ¿sí o no?

Realmente, este seguro de amortización de préstamo es una especie de seguro de vida que está ligado a un préstamo y que podemos contratar con cualquier compañía aseguradora por el total o por una parte del capital del préstamo adquirido con el banco. 

Similar a este seguro de amortización de préstamo es el seguro de vida vinculado a un préstamo, en el que aseguras la cantidad total o parcial del préstamo y el beneficiario, en caso de fallecimiento o invalidez del tomador, es la entidad bancaria. Pero si lo que realmente quieres es un seguro de vida, tienes que saber que el hecho de no estar vinculado a un préstamo tiene sus ventajas: se trataría igualmente de asegurar una cantidad económica, pero los beneficiarios los designas tú. Veamos las diferencias:

Si contratamos un seguro de vida vinculado a un préstamo, en caso de fallecimiento o invalidez del contratante, los herederos se verían liberados de la carga que supondría tener que pagar el préstamo y el banco, que sería el beneficiario, cobraría la cantidad asegurada y se cancelaría la deuda.

En caso de que contratemos un seguro de vida no vinculado a un préstamo, podremos asegurar la cantidad de dinero que deseemos en ese momento, bien la cuantía total del préstamo o bien una cantidad mayor, y en caso de fallecimiento o invalidez del tomador, los beneficiarios designados cobrarían la cantidad íntegra asegurada que podrán destinar a lo que decidan más conveniente, sea esto o no saldar la deuda y cancelar el préstamo.

Condiciones económicas

Por último, y una vez aclaradas las diferencias, hay un aspecto que no podemos dejar de mencionar y que va a ser clave para que puedas tomar una decisión informada y acertada. Como hemos dicho anteriormente, las aseguradoras suelen ofrecer mejores condiciones económicas en la contratación de seguros que las entidades bancarias, tanto en el valor de la cantidad asegurada como en la cuantía de la prima: es decir, podemos asegurar una cantidad mayor pagando una prima menor. 

Sin embargo, si bien el banco no puede obligarnos a contratar ningún seguro con ellos, sí pueden ofrecernos una rebaja en los intereses del préstamo por hacerlo. Aquí es donde, si estudiamos detenidamente las opciones, veremos que, por lo general, sigue siendo más económico contratar un seguro de vida con una compañía de seguros que hacerlo a través de una entidad bancaria, ya que el ahorro que nos puede suponer la rebaja del interés del préstamo suele ser menor que el ahorro que supone el importe de la prima del seguro con una aseguradora.

En resumen, cuando contraemos una deuda con el banco derivada de un préstamo, bien hipotecario o personal, la contratación de un seguro de vida es más que recomendable ya que nos dará una enorme tranquilidad saber que la devolución de ese préstamo está a salvo de imprevistos.

Si después de leer este artículo, todavía te quedan dudas sin resolver, puedes ponerte en contacto con uno de nuestros asesores especializados, que te ayudará a elegir la póliza que mejor se ajuste a tus necesidades y te guiará a lo largo de todo el proceso para que no te quede ninguna duda a la hora de la contratación.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS