5 consejos para elegir el mejor plan de ahorro

Pensamos mucho en el ahorro, en el futuro… y ahora más que nunca. Te damos pistas para conocer qué plan de ahorro te interesa más. Ahorro

¿Recuerdas el cuento de la cigarra y la hormiga? Aquella hormiga que pasó todo un verano trabajando y almacenando sustento mientras que la cigarra disfrutaba sin preocupaciones. Llegó el otoño y, ¿quién se encontró sin comida para hacer frente a los meses más fríos? La cigarra, por falta de planificación. Y tú qué eliges ser, ¿cigarra u hormiga? 

Sea cual sea la edad que tengas y el sueldo que cobres cada mes, siempre se puede comenzar un plan de ahorro. Aunque al principio puede ser un esfuerzo, con los meses ya no nos daremos cuenta de ese dinero que traspasamos de forma automática a otro lugar y aprenderemos a vivir sin él. Pero si alguna vez lo necesitamos, ahí estará y el esfuerzo habrá merecido la pena. 

Los productos especializados de ahorro o inversión o los planes de pensiones son dos buenas fórmulas para ahorrar de cara a gastos importantes en el futuro

Comenzar a ahorrar va más unido a la creación de hábitos que al esfuerzo en sí -que también-. Para empezar, se puede trazar un plan a pequeña escala, de esta forma iremos entrenando al cerebro para que, cuando tengamos que destinar más dinero, no nos suponga un sobreesfuerzo. 

En este artículo te damos algunos consejos y opciones a tener en cuenta si quieres elaborar un plan serio de ahorro de cara al futuro, sea cual sea el objetivo. 

¿Cuál es el mejor plan de ahorro?

  • Productos especializados en ahorro e inversión: se trata de productos enfocados específicamente al ahorro para poder hacer frente a un gasto planificado en el futuro. En El Corte Inglés Seguros contamos con expertos financieros que te asesorarán de forma personalizada y diseñarán estrategias adaptadas a ti y tu estilo de vida. Primero se realiza un estudio para comprobar el nivel de riesgo, así como tus objetivos financieros y, posteriormente, se aconseja sobre la mejor opción. Finalmente, la elección entre un producto u otro estará en tus manos. 
  • Planes de pensiones: son productos cuya finalidad última es la de contar con un dinero extra que apoye la pensión de jubilación llegado el momento. Este tipo de plan no puede retirarse a los pocos años de haberlo comenzado, es decir, suele contemplarse más a largo plazo. Si estás pensando contratar uno de cara al futuro, estaremos encantados de asesorarte en cualquiera de nuestros centros de El Corte Inglés Seguros, a través del servicio de atención telefónica o del chat en la página web.

5 consejos para acertar con tu plan de ahorro

1. ¿Para qué se va a necesitar?

Antes de comenzar con nuestro plan de ahorro, debemos fijar un objetivo. De esta forma sabremos si debemos ahorrar a corto o largo plazo o solo necesitamos hacerlo unos meses. No es lo mismo si tenemos en mente un viaje de aquí a dos años, que el ahorro pensando en la universidad de un hijo dentro de seis años o si necesitamos comenzar a ahorrar para disponer de una renta vitalicia a percibir después de la jubilación. 

5 consejos para escoger el mejor plan de ahorro

Por otra parte, debemos evaluar cuál es nuestra capacidad de asumir riesgos cuando buscamos el mejor plan de ahorro. Si buscamos un producto con alta rentabilidad a corto plazo, lo más probable es que tenga un porcentaje de la inversión que se dedique a renta variable, con lo que podríamos vernos expuestos a la pérdida de una cantidad. Por el contrario, los productos a largo plazo tienen menos rentabilidad, pero no invierten en renta variable, por lo que sus riesgos son mínimos. 

2. ¿Cuándo se va a necesitar?

Acotar el espacio temporal durante el cual vamos a destinar dinero al ahorro es fundamental, ya que el producto a contratar será diferente.  Si estamos pensando en un plazo inferior a cinco años, es posible que nuestro mejor plan de ahorro sea un depósito o una cuenta de ahorro. Por el contrario, si el plazo es superior,  podemos decantarnos por un seguro individual de ahorro a largo plazo o incluso un plan individual de ahorro sistemático (SIALP y PIAS, respectivamente).

En el caso de los seguros de ahorro, podremos destinar hasta 5.000 euros anuales, pero no hay una cantidad total límite, si bien debemos esperar al menos cinco años para poder hacer efectivo el dinero ahorrado y acogernos a los beneficios fiscales. En el caso de los planes de ahorro, la cantidad límite que podremos ahorrar es de 240.000 euros, y debemos cobrarlos en forma de renta vitalicia, es decir, en forma de cantidad mensual, para poder aplicar los beneficios fiscales. Además, anualmente, podremos destinar un máximo de 8.000 euros. 

3. Liquidez y riesgo

Otro de los consejos a tener en cuenta es el estudio de la liquidez del producto que vayas a contratar, es decir, en qué momento puedes hacer efectivo el dinero que estás ahorrando, en caso de necesitarlo por el motivo que fuera. Determinados productos como los seguros individuales requieren de una inversión de 5 años de duración para poder contar con las ventajas fiscales que presentan, mientras que otros, como los planes de pensiones, pueden tener limitado el acceso al dinero hasta que se alcance la edad de jubilación, por lo que este aspecto es importante.  

Por otra parte, debemos evaluar cuál es nuestra capacidad de asumir riesgos cuando buscamos el mejor plan de ahorro. Si buscamos un producto con alta rentabilidad a corto plazo, lo más probable es que tenga un porcentaje de la inversión que se dedique a renta variable, con lo que podríamos vernos expuestos a la pérdida de una cantidad. Por el contrario, los productos más conservadores tienen menos rentabilidad, pero no invierten en renta variable, por lo que sus riesgos son mínimos.

4. Fiscalidad y cantidades

Los mejores planes de ahorro serán por tanto los que nos permitan sacar mayor renta por el dinero que vayamos destinando al mismo. Dentro de esta renta debemos tener en cuenta también la fiscalidad que afecta a cada producto, ya que podemos ver esa renta disminuida considerablemente una vez hagamos frente a las obligaciones fiscales.

5. Fijar una cantidad de dinero a ahorrar

Sumada a la fiscalidad debemos, también, tratar de programar la cantidad que vamos a querer tener disponible cuando se haga efectivo el ahorro, así como las cantidades anuales que podremos destinar al ahorro. De esta forma, podremos elaborar un plan para tener en cuenta los plazos en los que llegaremos al objetivo o el dinero aproximado que tendremos en un momento dado del futuro. 

En el caso de los seguros de ahorro, podremos destinar hasta 5.000 euros anuales, pero no está limitada la cantidad total, si bien debemos esperar al menos cinco años para poder hacer efectivo el dinero ahorrado y acogernos a los beneficios fiscales. En el caso de los planes de ahorro, la cantidad límite que podremos ahorrar es de 240.000 euros, y debemos cobrarlos en forma de renta vitalicia, es decir, en forma de mensualidades, para poder aplicar los beneficios fiscales. Además, anualmente, podremos destinar un máximo de 8.000 euros. 

El futuro está aquí mismo, mejor que no nos pille desprevenidos. Seguro que es lo que pensó la hormiga…

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS