¿Me puedo jubilar con 15 años cotizados?

Crees que has cotizado pocos años a la Seguridad Social, o al menos, no los suficientes para percibir tu prestación… ¿podemos jubilarnos con 15 años cotizados? Ahorro

Como seres humanos, a veces caemos en el error de expresar las ganas que tenemos de que llegue el momento de la jubilación mientras nos mantenemos activos. La realidad es que tenemos ese anhelo por el estrés que habitualmente provoca el hecho de trabajar cada día, pero ¿no es un momento en el que tenemos dinero, salud y juventud? ¿Qué más se puede pedir? La jubilación es sinónimo de abrir la puerta a la vejez y del fin de nuestra vida activa; no es que esto sea malo, hay que saber disfrutar de cada una de las etapas de la vida y llevarlo con cierta alegría y buen humor, pero sí que puede generar cierta sensación de vértigo… 

Lo que sí está claro es que desde el día en el que empezamos a trabajar allá por la veintena, estamos aportando mes a mes nuestro granito de arena a la Seguridad Social para poder optar a una pensión llegado el momento de la retirada. Desde el año 2013, esa edad de retirada ha ido aumentado progresivamente cada año hasta llegar a los 67 años en 2027. Será entonces cuando hayamos dado el salto de los 65 a los 67 años para jubilarnos, eso sí, siempre y cuando la cotización sea menor a 38 años y 6 meses. En caso de haber cotizado más tiempo, sí se podría solicitar la jubilación antes de los 67 años. Además, siempre y cuando el sujeto desee continuar trabajando, podría hacerlo con normalidad. 

Una pregunta que todos nos realizamos a lo largo de nuestra vida es si necesitamos trabajar cierto número de años para poder optar a una pensión o si eso no es necesario y basta con haber trabajado alguna vez.

Tengo 15 años cotizados, ¿me puedo jubilar?

Efectivamente, 15 es el número mínimo de años que un trabajador ha tenido que cotizar para poder optar a la jubilación en España. Por tanto, la respuesta es que sí te podrías jubilar habiendo trabajado 15 años, pero cobrarías mensualmente el 50% de tu base de cotización. Sabiendo esto, puede que la jubilación no sea tan atractiva, ya que, en la mayoría de los casos, quedaría una cuota mensual de pensión bastante inferior al sueldo habitual; y sin otra alternativa para los últimos años de vida en los que, se supone, tenemos que disfrutar de la tranquilidad y de la vida, podrían convertirse en casi una pesadilla. 

Algunas de las alternativas a la jubilación que aporta el estado son los planes de pensiones o los planes de ahorro e inversión que ofrecen multitud de entidades privadas y cuyo objetivo es el de disponer de ahorros extra llegado el momento de la jubilación. Independientemente de la opción escogida, el sujeto debería ir destinando un porcentaje de su sueldo cada mes desde el momento de la contratación y no podrá retirarlo hasta una fecha determinada o hasta que deje de trabajar oficialmente. Es conveniente estudiarlo bien previamente antes de firmar ningún tipo de contrato y valorar todas las alternativas que ofrece el mercado así como todas las posibilidades. 

Por ejemplo, si una persona muere antes de haber cobrado su plan de pensiones, el dinero irá destinado a la persona o personas que haya dejado estipuladas previamente en el momento de la contratación. 

En la actualidad, los españoles aumentamos cada año la esperanza de vida, siendo más longeva en mujeres que en hombres, pero aumentando una media de cuatro meses cada año, por tanto, la población española está envejeciendo. Además, cada vez hay menos nacimientos y, por tanto, la pirámide de población se está invirtiendo. Llegará el momento en el que haya más jubilados que personas activas. Esto quiere decir que las arcas del estado dispondrán de menos dinero porque hay menos personas aportando a la Seguridad Social y más personas recibiendo. Aunque hay otros muchos factores que influyen como, por ejemplo, la inmigración, se entiende que las pensiones serán mucho más bajas que en la actualidad

Visto el panorama anterior, los españoles siguen eligiendo contratar un plan de pensiones llegados a la edad adulta para poder hacer frente sin problemas económicos a los años de jubilación.

Ventajas de contratar un plan de pensiones de El Corte Inglés Seguros

  • A lo largo de tu vida no tendrás que preocuparte por la pensión que vas a recibir una vez te jubiles. Vivirás con la seguridad de contar con un plan B que salvaguarda tu economía, a ti o a los tuyos si se da el caso. 
  • Cada mes destinarás un importe de forma automática por lo que tras poco tiempo aprenderás a no necesitar esa cuota y, llegado el momento de disfrutarlo, te alegrarás. 
  • Disponer de un plan de pensiones puede darte importantes beneficios fiscales en la Declaración de la Renta. Esto es importante comentarlo con la persona encargada de realizar tu declaración para que lo tenga en cuenta. Siempre has de contar con un profesional de este tipo que te asesore a lo largo de tu vida, es muy importante para evitar disgustos. 
  • Los Planes de Pensiones de El Corte Inglés Seguros se adaptan a las necesidades de cada cliente y se basan en la flexibilidad adaptándose en cada etapa de sus vidas. 
  • El plan de pensiones también puede servir de gran ayuda en momentos de apuros económicos como una disminución brusca de ingresos mensuales o por causa de enfermedad. Esto puede variar dependiendo del tipo de plan. 
  • En caso de fallecimiento, el bienestar de la familia estará asegurado.

Tipos de planes de pensiones de El Corte Inglés Seguros

  • Plan de Pensiones “ SECI RENTA FIJA”
  • Plan de Pensiones “SECI PENSIONES” 
  • Plan de Pensiones “ SECI BOLSA ACTIVO” 

Nuestro equipo de asesores estará encantado de solucionar cualquier tipo de duda o de explicar la diferencia entre un tipo de plan u otro. Además, siempre velará por aconsejar la mejor opción para cada caso. Cada persona es diferente, cada estilo de vida es único, no todos tenemos los mismos objetivos en la vida y nosotros solo tenemos que adaptarnos a vuestras preferencias. 

 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS