Rescatar un plan de pensiones: esto es todo lo que tienes que conocer

Si estás pensando en rescatar tu plan de pensiones, tienes que saber todos estos detalles. Ahorro

Rescatar un plan de pensiones es una de las primeras cosas que uno hace tras jubilarse, ya que hemos estado ahorrando pacientemente durante muchos años para poder disfrutar de la jubilación con un dinero extra con el que poder hacer los viajes que siempre habíamos soñado, ayudar a algún familiar en apuros o, en muchos otros casos, para cancelar un préstamo hipotecario y que la pensión nos quede completa.

Antes de rescatar tu plan de pensiones, infórmate acerca de las opciones que existen, ya que normalmente se podrá recuperar de tres formas

  • Todo el capital en un solo pago
  • De forma mensual hasta completar el total del capital
  • Mixta: una parte en un solo pago y el resto de forma mensual

¿Cómo rescatar un plan de pensiones?

Antes de rescatar nuestro plan de pensiones, debemos planificar de manera correcta cómo lo haremos y, si no entendemos mucho de fiscalidad, acudir a un experto será la mejor opción para garantizarnos hacerlo de manera óptima y evitar problemas posteriores con Hacienda, ya que hay que tener en cuenta que estaremos obteniendo unos ingresos por los que habrá que declarar y tributar.

Existen tres formas de rescatar un plan de pensiones: recuperar todo el capital, percibir una renta mensual y  una fórmula mixta

Desde el año 2018, la ley permite a los propietarios de los planes de pensiones recuperar anticipadamente las cantidades aportadas con 10 años de antigüedad.

Para rescatar nuestro plan de pensiones, tendremos que hacer una solicitud en la entidad donde lo hubiéramos contratado y aportar (en la mayoría de entidades) la siguiente documentación:

  • Documento de identificación (DNI, NIE o pasaporte)

  • Formulario cumplimentado para la recuperación del plan de pensiones (nos lo facilitará el banco)

  • Modelo 145 del IRPF

Certificado de la Seguridad Social que acredita nuestra jubilación

¿Cuánto se paga por rescatar un plan de pensiones?

A la hora de rescatar el plan de pensiones, veíamos que lo primero es planificar cómo hacerlo y las tres maneras que tenemos de cobrarlo, pero todo esto no sirve para nada si no sabemos realmente cómo debemos tributar y qué nos beneficiaría más fiscalmente, ya que según la forma en que lo rescatemos, podremos tributarlo de diferentes maneras.

Para entender con una visión más amplia cómo tributan los planes de pensiones, debemos saber que se trata de productos financieros de ahorro que nos ofrecen las entidades financieras y aseguradoras con el fin de “hacer hucha” para nuestra jubilación. Pues bien, la mayoría de las inversiones tributan como “Rentas del Ahorro” en el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) que tienen unos tramos y tipos impositivos menores, llegando al máximo de un 26% de tipo impositivo para el tramo de más de 200.000 euros al año.

Sin embargo, los planes de pensiones no tributan en el IRPF sobre las rentas del ahorro, sino que se consideran “Rendimientos del Trabajo”. Esto quiere decir, que la base imponible de los rendimientos del trabajo se verá aumentada en el momento que rescatemos el plan de pensiones y cobremos el dinero, sea de la forma que sea (en un solo pago o mes a mes).

Los rendimientos del trabajo están compuestos de una base imponible, que es el dinero medido en 6 tramos, y el tipo impositivo, que es el porcentaje de esa cantidad retenido por hacienda:

  • Primer tramo: hasta los 12.450 euros se tributa el 19 %
  • Segundo tramo: de los 12.450 hasta los 20.200 euros se tributa el 24 %
  • Tercer tramo: de los 20.200 hasta los 35.200 euros se tributa el 30 %
  • Cuarto tramo: de los 35.200 hasta los 60.000 euros se tributa el 37 %
  • Quinto tramo: de los 60.000 hasta los 300.000 euros se tributa el 45 %
  • Sexto tramo: de los 300.000 euros en adelante se tributa el 47 %

La cuestión es la forma en la que vamos a decidir cobrar el plan de pensiones ya que si lo hacemos en forma de capital como pago único veremos aumentada nuestra base imponible con el total del capital que había en el plan de pensiones, y eso será tributado aumentando considerablemente el tipo impositivo durante ese ejercicio fiscal, pudiendo tener que pagar a Hacienda hasta el 47 % si superamos los 300.000 euros en la base imponible.

Por eso, la mayor parte de los usuarios de planes de pensiones deciden cobrarlo mensualmente, ya que esto hará que la base imponible de los rendimientos del trabajo del IRPF no aumente tanto al cabo del año y el tipo impositivo no cambie prácticamente de tramo.

El último caso, que sería un cobro mixto del plan de pensiones, podría afectarnos más el primer año que decidamos rescatarlo, ya que en ese ejercicio fiscal sí que se vería aumentado el tramo del IRPF y tendremos que pagar algo más.

Ahora que conoces cómo tributa cada una de las opciones, solo queda decidir cuál es la más acertada para tu situación personal, que dependerá generalmente de la necesidad de recibir el dinero de golpe o en pequeñas cantidades cada mes.

En el IRPF es donde deben tributarse los planes de pensiones

¿Cuándo se puede hacer el rescate?

En principio, el rescate se suele hacer al llegar a la edad natural de jubilación de 65 años (que también podría ser jubilación anticipada), o incluso antes si se sufre una incapacidad laboral, una enfermedad grave, o un fallecimiento (en este caso el plan pasará a ser rescatado por los herederos designados).

Plazo para rescatar el plan de pensiones una vez jubilado

Por suerte, este tipo de productos financieros no tienen un plazo máximo para que retires el capital, y podrás hacerlo sin prisa tras jubilarte, siempre que no necesites con urgencia el dinero.

Rescate del plan de pensiones por desempleo

En estos casos existen algunas excepciones que nos permiten rescatar el plan de pensiones antes de lo acordado, como el desempleo de larga duración, la incapacidad laboral, o una enfermedad grave.

La entidad te pedirá para el rescate del plan de pensiones antes de tiempo la documentación relativa a la situación de desempleo y tendrás que acreditarlo estando inscrito en el SEPE como demandante de empleo, (seas autónomo o trabajador por cuenta ajena) o haber agotado por completo la prestación por desempleo.

Rescate del plan de pensiones en forma de renta

Se trata de recuperar mes a mes parte del capital aportado al plan de pensiones, sumándose así a tu pensión por jubilación y haciendo que percibas un “sueldo” mayor hasta llegar al máximo del capital del plan de pensiones.

Dependiendo de la cantidad recibida durante el ejercicio fiscal, así se tributará en el IRPF como rendimientos del trabajo, siendo el tipo impositivo escalonado según una serie de tramos en la base imponible. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS