Traspasar un plan de pensiones una vez jubilado

Si te has jubilado o estás próximo a la jubilación y piensas traspasar un plan de pensiones, te interesa lo que tenemos que contarte. Ahorro

Debido a que los productos financieros no resultan los más sencillos de comprender para una inmensa mayoría de las personas, nunca está de más conocer detalles adicionales acerca de ellos. Se trata de productos que suelen explicarse con una terminología específica y que contienen apartados complejos. Por eso, en este artículo queremos acercarte a una de las grandes preocupaciones en relación a los planes de pensiones para que, explicándolo de forma más cercana y sencilla puedas tomar decisiones responsables y con el mayor conocimiento posible sobre el tema.

Traspasar un plan de pensiones es una gestión gratuita y, en algunos casos, puede llegar a ser muy ventajosa para poder diversificar, aquí te decimos cuándo y cómo hacerlo para sacar el máximo provecho a tu dinero.

¿Cómo traspasar un plan de pensiones una vez jubilado?

Los planes de pensiones sí se pueden traspasar una vez que estamos jubilados aun en el caso de que ya estemos liquidándolo.

Se trata de un proceso en el que se cambia el capital de un plan a otro y que no conlleva ninguna consecuencia fiscal para su dueño. Se mueven las aportaciones hechas al plan de pensiones hasta la fecha junto con los beneficios que se hayan generado ya sea en su totalidad o de forma parcial (moviendo sólo lo que se desee, no es obligatorio trasladar el 100%) dado que se puede tener más de un plan y que así esté diversificado. La única excepción es la que atañe a los planes de pensiones de empleo, en los que solo se puede mover el capital si así figura en las condiciones firmadas y si se deja de trabajar para esa empresa.

Lo que sí resulta imprescindible es saber que no es lo mismo la opción de traspaso de un plan de pensiones que la opción de recuperar el dinero que en él se ha invertido. Como sabemos, en nuestro país son productos con restricciones de liquidez lo que viene a decir que sólo se puede sacar ese dinero en el momento de jubilarnos o en algunos otros casos excepcionales que contempla la legislación. Sin embargo, si se quiere mover ese dinero de un plan a otro diferente no hay ningún tipo de restricción para ello y es completamente legal.

Para traspasar un plan de pensiones, en primer lugar, se debe solicitar la movilización a quien lo va a gestionar de aquí en adelante, es decir, a quien se le van a trasladar los derechos consolidados, indicándole cuál es el plan de pensiones de origen. Será la entidad de destino la que se encargue de realizar todos los procesos necesarios dando aviso y ordenando la transferencia que deberá realizarse en un plazo de cinco días hábiles como máximo una vez que reciban el aviso.

Plazo para rescatar un plan de pensiones una vez jubilado

Lo más frecuente es que, tras una vida de trabajo y aportaciones, se sobreentiende que en el momento de jubilarnos querremos comenzar a rescatar el plan de pensiones. Se trata de un ahorro que ayuda a mantener el nivel de vida complementando la pensión pero no es obligatorio comenzar a rescatarlo en el momento de la jubilación y, además, no siempre es la opción más ventajosa.

Contar con varios productos que diversifiquen nuestra rentabilidad de cara a la jubilación nos dará más opciones a largo plazo

Estudiar cuál es nuestro caso en concreto, sabiendo que no existe un límite de años máximos para poder recuperar el dinero y que se puede seguir aportando periódicamente al plan de pensiones, hará que tomemos la mejor decisión según nuestras circunstancias a la hora de jubilarnos.

Si nuestro patrimonio se ve dividido en diferentes productos, como acciones o un fondo de inversión quizá sea mejor opción dejar el plan de pensiones para que continúe con su rentabilidad. Esto se debe a que rescatar una plan de pensiones afecta en el IRPF como rendimiento del trabajo, a diferencia de la mayoría de las inversiones.

¿Se puede aportar al plan de pensiones después de la jubilación?

Al llegar el momento de la jubilación, el beneficiario puede elegir en qué momento quiere retirar su dinero acumulado. Es decir, podemos decidir si rescatar el dinero o seguir aportando a nuestro plan de pensiones para tener una mejor calidad de vida más adelante.

Así son las aportaciones

A pesar de que se puede seguir haciendo aportaciones al plan de pensiones, una vez nos hemos jubilado es imprescindible que se cumplan ciertos requisitos:

  • Las aportaciones que se realicen una vez se haya comenzado a cobrar el plan de pensiones sólo pueden destinarse a contingencias relacionadas con el fallecimiento o con la dependencia.
  • El plan de pensiones debe haberse contratado antes de la jubilación, durante los años de vida laboral activa.
  • Se puede seguir aportando siempre que no se haya rescatado con anterioridad, ni de forma parcial ni la totalidad del dinero.

Diferencia entre plan de pensiones y plan de jubilación

Un plan de jubilación y un plan de pensiones pueden parecer lo mismo, dado que los dos son un capital complementario al dinero de la pensión, pero realmente se trata de dos productos distintos. En primer lugar, un plan de jubilación es un seguro y de su gestión se encarga una aseguradora; sin embargo un plan de pensiones es un producto financiero de ahorro. La forma de rescatarlos también es diferente, dado que un plan de jubilación se puede rescatar en cualquier situación siempre que se cumplan las condiciones pactadas, pero los planes de pensiones solo pueden rescatarse tras jubilarse a excepción de algunos pocos casos. A nivel de rentabilidad, el plan de jubilación suele tener una rentabilidad inferior, pero tiene menos riesgos y, si hablamos de sus efectos a nivel fiscal, los planes de jubilación no son deducibles. Ahora bien, a pesar de que no desgravan, al cobrarlo sólo se tributa por los intereses generados.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS